Mucho ha ocurrido en los últimos tiempos, ¡¿quién hubiera podido suponer hace 30 días que las cosas llegarían a donde están hoy?!

Así que, no cabe duda de que la situación merece un artículo, pues como sin duda ya sabrás, las crisis siempre vienen con múltiples oportunidades, pero, cómo mínimo, deberías pensar en proteger lo que tienes.

Lo que me gustaría recordarte es que las oportunidades no son para todos, son para aquellos que dejan de quejarse, que no esperan sentados la ayuda de papá Estado, que no se dejan paralizar por el miedo y que son capaces de abrir los ojos, ver un poco más allá y actuar.

Si todavía tienes algo que perder, este es el momento de actuar, ¡no esperes!

Si quieres dar el salto, en momentos de crisis es cuando mayor es la necesidad. Justamente es la capacidad de ver y saciar dichas necesidades lo que crea las grandes fortunas.

Ahora, te preguntarás, ¿qué efectos tiene la crisis actual sobre la Teoría de las Banderas, qué opciones nos quedan de internacionalizar nuestras vidas en los aspectos que más nos importan e ir allí donde mejor nos vayan a tratar?

De todo eso vamos a hablar ahora.

Pasaporte/ nacionalidad

Así como en Latinoamérica ya hace mucho que se sabe del valor de contar con un segundo pasaporte, al menos hasta este momento, en Europa son muy pocos los que eran conscientes de las ventajas que esto tiene y por lo tanto invertían recursos en conseguirla.

Es verdad que los pasaportes europeos te permiten normalmente una gran movilidad a nivel internacional, pero como hemos visto, esto puede cambiar de la noche a la mañana. Crisis como la actual pueden hacer que se cierre la entrada a nacionales de ciertos países o que se te mire mal una vez que estés dentro del país.

Es verdad que en la crisis actual muchos países están diferenciando entre el país de partida y el país de nacionalidad, pero esto no es así en todos los casos, y, por supuesto, según el tipo de crisis en la que nos encontremos puede funcionar de forma diferente (caso de crisis económica o guerra, por ejemplo).

Hay países en Europa como Grecia y España que están enviando a los turistas de vuelta a sus países. En estos casos, contar con una segunda nacionalidad en algún país sin casos de Corona, por ejemplo la de alguna isla caribeña o del pacífico puede resultar muy útil. Así, al menos tendrás la posibilidad de retirarte a dichos países incluso si cierran las fronteras a los extranjeros.

Por supuesto, tener la segunda nacionalidad no es la única opción, también se puede empezar por conseguir el permiso de residencia. Con ellos te aseguras poder entrar en el país en casos en los que a todos los demás les han cerrado las puertas.

Más útil incluso puede ser tener una segunda nacionalidad en aquellos casos en los que los países obligan a sus ciudadanos a quedarse dentro o a volver al país. Tal y como ocurre en los Emiratos y otros países del mundo.

En principio, con la excepción del pasaporte estadounidense (allí se pagan impuestos a nivel mundial por ser ciudadano), nunca es malo contar con otro pasaporte, de hecho, cuantos más mejor. En el peor de los casos siempre puedes renunciar a ellos (con alguna excepción, como la de Mexico por ejemplo).

Residencia/ emigración

Actualmente, con todas las restricciones al movimiento y encierros impuestos por los Estados si tenías planes de trasladar tu residencia, te habrás encontrado con que estos tendrán que esperar. En cambio, sí que tendrás tiempo para volver a mirarte los destinos más interesantes en nuestro blog o incluso en la enciclopedia del emigrante.

No lo dudes, tras el encierro y posibles ayudas repartidas por aquí o por allí, los impuestos no desaparecerán en los países de mayor presión fiscal, en todo caso aumentarán para hacer frente al mayor endeudamiento y a las muchas promesas hechas durante este periodo.

Los Estados jugarán la carta del patriotismo para que te quedes: “tenemos que remar todos juntos y reconstruir el país”. Que todavía exista gente que crea en esto demuestra el tipo de animal que es el ser humano. Por supuesto, nos colgarán las medallas necesarias, nos cederán la pala y se quedarán a ver cómo trabajamos y cuánto aguantamos.

La crisis del Corona muestra de nuevo por qué tener un plan B puede ser útil. Los que estaban en el extranjero o vivían como Turistas Perpetuos, pero contaban con un permiso de residencia permanente, les han podido echar del país por el que viajaban, pero pueden trasladarse fácilmente a los países en los que tenían dichos permisos, incluso si estaban cerrados a la inmigración de extranjeros. No han tenido que volver a los países de origen si no querían.

Por suerte, en la actualidad, la mayoría de los países asiáticos que solo posibilitan la estancia de extranjeros por periodos de estancia cortos, están siendo generosos y amplían los visados sin penalización, pero esto no tiene por qué ser siempre así.

Si has vuelto a tu país de origen, pero no te has dado de alta, en principio no tienes por qué preocuparte. En la mayor parte de los casos tendrías que pasar los famosos 183 días en el país y probablemente incluso si los pasases, dada la situación de emergencia, si tienes tu residencia habitual en otro país no te puedan convertir en residentes fiscales tan fácilmente.

Eso sí, lo mejor será que salgas del país tan pronto como la situación lo permita.

Por cierto, en algunos casos todavía es posible seguir con los trámites para los procesos de emigración.

En el caso de Panamá, por ejemplo, debido a que han cerrado el país por completo por 30 días no se pueden arrancar nuevos procesos, pero las solicitudes ya iniciadas siguen siendo procesadas por los abogados y las autoridades.

Se decidió que la presencia de los solicitantes no sería obligatoria para este propósito. Por consiguiente, no tendrás que esperar grandes demoras si estás tramitando actualmente tu permiso de residencia allí.

En general, si no quieres sufrir lo peor de la crisis (que por supuesto, para la inmensa mayoría que sí sobrevivirá al Corona no será la crisis sanitaria, sino la económica que le seguirá), deberías pensar seriamente en salir del país, sobre todo si te encuentras en un país de fuerte presión fiscal.

Por otro lado, quizás la crisis actual te lleve a añadir nuevos aspectos a tu bandera de la residencia. Quizás los impuestos y las libertades no sean lo único que te interese a la hora de elegir tu próximo destino, quizás quieras fijarte también en cómo se enfrenta el país en cuestión a las pandemias.

Si seguir respirando es más importante para ti que la libertad personal quizás prefieras trasladarte a países como Corea del Norte donde ya a los inicios de la epidemia se cerraron las puertas. O quizás prefieras opciones menos drásticas, países en el continente asiático que han tenido respuestas disciplinadas y eficaces sin por ello cerrar todo a cal y canto.

Sea como sea, será interesante analizar en un futuro, con mayor perspectiva, las diferentes reacciones de los países ante esta gripe.

Sin duda, una vez que haya pasado la histeria generalizada podremos aprender muchas cosas. Entre ellas, que las medidas más espectaculares y que mayor sensación de protección dan, rara vez son las mejores.

Empresas

Esta es una de las banderas que menos afectada se ha visto por la crisis. Sigue siendo posible registrar empresas en el extranjero. Así, en el caso de las LLC, por ejemplo, no ha cambiado nada, más allá de que los trámites quizás lleven unos pocos días más.

Si tenías la intención de montar una LLC, no te preocupes por lo que parece el fin del mundo ahí fuera, seguimos ayudándoos a registrar empresas y abrir las cuentas de empresa respectivas, como siempre.

En caso de que todavía no tengas claro cuál es la mejor jurisdicción para tu negocio (y si te lo preguntas: NO, tu país de origen seguramente no sea buena opción si no quieres que te hundan a impuestos), puedes encontrar muchas opciones interesantes en nuestro blog, en la enciclopedia de empresas Librestado o, por supuesto, puedes contratar una consulta y salir definitivamente de dudas.

Sin duda, cuando haya pasado el encierro, habrá cambios en los impuestos, pero en general será a mejor. Los países con gobiernos más despiertos bajarán los impuestos para estimular la economía. Y, al contrario, los otros los subirán (ahora tienes una valiosa vara de medir para calcular la inteligencia de tu gobierno :D)

Cuentas bancarias

Muchos están preocupados (y con razón) por la seguridad de sus bienes y ahorros. De momento, el riesgo actual de que se produzcan expropiaciones parece mínimo, al menos mientras no poseas un almacén lleno de desinfectante o mascarillas.

En caso de que tengas euros, estás de enhorabuena, pues esta moneda se está apreciando fuertemente frente a las monedas extranjeras (con excepción del dólar americano). Sea como sea, las medidas adoptadas por muchos países harán que la inflación aumente bruscamente y llevará a una devaluación general del dinero.

Por otro lado, el momento del que ya veníamos hablando desde hace tiempo parece estar más cerca, la prohibición total de la circulación del efectivo.

Apoyándose en la insalubridad de billetes y monedas, los Estados ya cuentan con un potente argumento más que les permitirá controlar totalmente lo que hacemos con nuestro dinero. No sería de extrañar que de aquí a finales de año llegásemos a esta situación, al menos en aquellos países en los que ya se usa ampliamente el pago con tarjeta.

En Europa, si tienes cantidades inferiores a los 100.000 euros en cuentas bancarias, en principio, no parece haber mucho de lo que preocuparse. Si tienes dinero en el Deutsche Bank o Commerzbank, quizás sea buen momento para sacarlo y llevarlo a otras entidades más seguras.

En general, tiene sentido diversificar y guardar el dinero en diferentes países del mundo, y hacerlo no sólo en cuentas bancarias, sino también brokers (solemos recomendar interactivebrokers.com) y almacenes de metales preciosos como Bullionstar, donde también se puede guardar dinero en efectivo.

Aunque en general es complicado abrir cuentas bancarias a distancia, la situación actual parece estar cambiando esto. Algunos bancos podrían hacer excepciones si se justifica bien. La apertura de cuentas en USA, aunque solo para LLCs, puede ser una alternativa interesante.

Por desgracia, actualmente el servicio de asistencia para la apertura de cuentas a distancia en Georgia está suspendido. Debido a varias denuncias de blanqueo de dinero los bancos en Georgia llevan ya varias semanas bajo investigación.

Esto, sin embargo, no cambia en nada la estabilidad del sistema bancario georgiano. Por lo tanto, si ya tenías la cuenta allí, tu dinero sigue estando seguro aunque posiblemente sujeto a ciertas restricciones en su uso (no podrás enviar ni recibir grandes cantidades de dinero, pero si sacar dinero del cajero).

Inversiones

Inversión en tiempos de crisis es un tema prácticamente infinito. En Librestado llevamos un mes trabajando en un nuevo ebook sobre cómo invertir y dada la situación actual hemos pensado que quizás deberíamos darle un empujón y publicarlo lo antes posible. Os mantendremos al tanto.

En momentos como este es fundamental contar con una comprensión básica de cómo funciona la economía. Demasiado a menudo oímos todavía decir a la gente que hay pararlo todo, que las personas están antes que la economía, que hay que hacer uso de expropiaciones o que las facturas durante tiempo de crisis no se deben pagar.

Estos comentarios, por supuesto, dan clara idea de lo mucho que sabe de economía esta gente. Para empezar, la economía no es un monstruo que se come a las personas, no, la economía somos las personas, es lo que mantiene nuestra civilización, lo que nos protege de la más absoluta miseria.

Ahora que probablemente tengas mucho tiempo libre puedo recomendarte hacer algún curso online de economía. El impacto que el parón actual tendrá sobre el mundo será inmenso. Sin duda te irá mucho mejor si entiendes cómo funciona esto.

Uno de los primeros refugios en caso de crisis es el oro. Por desgracia, ya no es tan fácil acceder a este. Las opciones de compra en los almacenes en Singapur que a menudo recomendamos a nuestros clientes ya prácticamente han desaparecido. De todas formas, si encuentras la oportunidad, la compra de oro es buena opción. Teniendo en cuenta la situación, el precio actual todavía parece bueno (no te extrañe que pronto vuelvan a surgir de todos lados tiendas con el rótulo de “compro oro”).

Por suerte, las inversiones que recomendamos desde Librestado siguen yendo viento en popa, a los nogales en Georgia el Corona no les afecta lo más mínimo (y si te lo preguntas, sí, todavía puedes invertir en ellos), las inversiones en inmuebles en Panamá y otros proyectos como el de Free Private Cities simplemente se retrasarán unos meses.

Sí nos gustaría advertirte de los riesgos de mantener inmuebles en Europa. Parece bastante seguro que para finales de año los Estados introducirán nuevos impuestos sobre este tipo de bienes para intentar cubrir parte de los costes de la crisis. Tal vez con la excepción de las primeras viviendas.

Por lo tanto, todo aquel que todavía tenga la oportunidad de vender en los próximos meses debería aprovecharla, y posiblemente volver a atacar directamente en países fuera de Europa, en los que encontrarán muchas oportunidades, también gracias a la ventaja al comprar otras divisas con euros.

Por ejemplo, con una inversión de sólo 120.000 euros en bienes raíces en el norte de Brasil, podrás adquirir la ciudadanía habiendo pasado allí solo 4 años. Para ello, sólo tendrás que pasar 30 días al año, de forma que ni siquiera te convertirías en residente fiscal en Brasil.

Tu patio /ocio

Pasarlo bien en tiempos de cuarentena y miedo generalizado no es tarea fácil y en general la diversión tendrá que ser digital.

Aquellos para los que pese más su libertad que la supuesta seguridad de estar encerrado en casa, no tienen que sentirse culpables si salen de sus países de origen. De esta forma reducirán el riesgo de contagio para otras personas y aliviarán los ya sobrecargados hospitales. Eso sí, te conviene asegurarte de que en la próxima crisis económica seguirás teniendo ingresos aceptables allí donde estés, o que no perderá demasiados activos.

De forma contraintuitiva, puede tener sentido en este momento irse hacia Asia Oriental y seguir de cerca la situación en China, incluyendo Macao y Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y Japón, que probablemente ya han pasado lo peor. Actualmente también los europeos pueden entrar en Taiwán, Japón y Corea del Sur, siempre y cuando no hayan pasado las últimas 2 semanas en áreas definidas como de alto riesgo.

En Latinoamérica de momento te quedan México, Nicaragua y Uruguay. Pero sin duda las cosas pueden cambiar rápidamente. También puedes entrar en Brasil siempre y cuando no vengas directamente de Europa.

Las restricciones de entrada a los diferentes Estados del mundo cambian casi a diario. La mejor fuente de información sobre este tema es la base de datos de la Asociación Mundial de Transporte Aéreo IATA. Navegando un poco seguramente puedas encontrar más opciones. Puedes comprobar las conexiones de vuelo actuales a través de Flightradar24.com y luego reservarlas con Kiwi.com.

Seguro de salud

A menudo tenemos que explicar a nuestros clientes la diferencia entre un seguro de salud internacional y un seguro de viaje con cobertura médica. Este último está limitado en el tiempo también en los tratamientos que cubren en el país extranjero.

Muchos nómadas digitales que han optado por contratar seguros de viaje porque son más baratos y porque supuestamente funcionan igual, se encuentran ahora con que estos seguros no cubren los tratamientos por Covid y que como mucho pueden conseguir la repatriación en caso de enfermedad.

Sin duda, deberías tener esto en cuenta. En general, los seguros de salud internacionales como Foyer Global Health, Inter, Cigna, Globality y Allianz cubren posibles enfermedades en todo el mundo.

A muchos de los que nos decidimos por salir de nuestros países de origen, especialmente estando estos en Europa, se nos echa en cara que si enfermamos volveremos y nos aprovecharemos del sistema social y de salud en nuestros países. Sin embargo, resulta que teniendo un seguro de salud no te encontrarás en esa situación, pues, podrás pagar tus facturas y dejarte tratar en el país en el que prefieras (según las opciones que hayas contratado, claro).

Concluyendo

Y así terminamos nuestra pequeña exploración por el mundo de la teoría de las banderas. Resumiendo, no te dejes paralizar por el miedo ni atar por los Estados en sus intentos de privarte de tu libertad personal.

Aprovecha el tiempo: aprende, planifica, trabaja en tus proyectos…

Librestado sigue trabajando como siempre, así que, si quieres ponerte en marcha y nos necesitas, ¡aquí estamos!

Suerte y salud te deseamos desde Librestado,

Adrián y Christoph

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down