Pasaporte de Brasil – adquiere la ciudadanía brasileña

¿Quieres conseguir de forma totalmente legal un segundo pasaporte de buena reputación, sin tener que pasar un tiempo mínimo en el país?

Ciudadanía brasileña por inversión

Librestado ofrece a través de sus asociados en Brasil la posibilidad de adquirir de forma totalmente legal y transparente la ciudadanía brasileña por inversión.

El pasaporte brasileño te permite viajar por más de 145 países sin necesidad de solicitar visado y te abre las puertas a uno de los mayores países y economías del mundo. A diferencia de lo que ocurre con las inversiones para conseguir otras nacionalidades, se trata de una inversión que de por sí puede ser rentable.

Para conseguir la ciudadanía brasileña tienes varias, vías. Por un lado, puedes conseguirla si eres extranjero originario de un país de habla portuguesa y cumples con un año de estancia ininterrumpida en Brasil o si eres extranjero de cualquier otro país y has residido durante más de 15 años. Por otro, tienes también opciones para inversores y empresarios extranjeros que son con las que te podemos ayudar.

Puedes conseguir la ciudadanía brasileña tras cuatro años realizando una inversión de al menos 500 mil reales en un negocio. Debes crear en este caso al menos 10 puestos de trabajo.

Otra opción más sencilla consiste en adquirir un inmueble de 700 mil reales (108,74 mil euros o 129,22 mil USD) en el norte y noreste de Brasil o 1 millón de reales (155,34 mil euros o 184,59 mil USD) en el resto del país.

Ah, y un punto importante para los que no estén solos o los que vayan a tener hijos en un futuro, la ciudadanía se otorga tanto al solicitante como a su familia actuales y futuros, sin importar cuántos hijos se tengan.

Ventajas de tener un segundo pasaporte

  • Elegir un pasaporte fuerte y de buena reputación como el brasileño te permite mayor libertad de movimiento.
  • Libertad para entrar o salir del país (en este caso Brasil) sin restricciones.
  • Te aporta opciones adicionales para invertir (muchos países no permiten ciertos tipos de inversiones si no es por nacionales).
  • Mayor seguridad (puedes elegir el pasaporte que prefieres usar o presentar según el caso).
  • Mayor independencia del país de origen. No estás totalmente a merced de las leyes de tu país de origen respecto a sus nacionales.
  • Te permite escapar de posibles intentos de imponer la tributación por nacionalidad de tu país de origen.

Aquí puedes analizar las posibilidades que te da el pasaporte al detalle (países de entrada sin necesidad de visado, visa on arrival, etc.):
https://www.passportindex.org/passport/brazil/

Sobre los trámites

En cuanto a los trámites, si quieres puedes comprar el inmueble a distancia, nuestro abogado presentará luego todos los papeles sin que tu presencia sea necesaria. Los trámites iniciales para la inversión y residencia suelen llevar unos 5 a 6 meses (nuestro abogado suele poder reducirlos a unos 3 o 4 meses).

Por cierto, nuestros contactos en Brasil hablan portugués, español e inglés, de forma que la comunicación no será problema.

Luego, cuando te han concedido la residencia provisional sí que tienes que ir a Brasil y pasar 30 días, en ese momento te dan el RNE (un carné de identidad para extranjeros). Realizado este trámite puedes irte o quedarte en Brasil todo el tiempo que quieras y tienes los mismos derechos que cualquier ciudadano brasileño, puedes trabajar y tienes atención sanitaria gratuita.

A los 2 años llega el momento de renovar el permiso de residencia, pero para hacerlo no es obligatorio ir, puedes otorgar un poder a nuestro abogado y él se ocupará de hacer el trámite sin que tengas que volver al país.

Después, cuando ya han pasado 4 años puedes solicitar el pasaporte. En este caso se otorga la ciudadanía a todo aquel que cumpla con los pasos explicados, sin arbitrariedades ni excepciones. Eso sí, hay que tener un nivel básico de conversación de portugués, algo que si hablas español no te costará mucho conseguir.

Resumiendo, tras realizar la inversión, una vez que tienes el permiso de residencia y has pasado 30 días en Brasil, tardas 4 años en adquirir el pasaporte. Antes de pasado este tiempo ya puedes vivir allí como cualquier brasileño o puedes optar por no pisar el país más hasta que llegue el momento de solicitar el pasaporte. Tras 2 años tienes que renovar el permiso de residencia, pero esto lo puedes hacer a distancia. Pasados 4 años te dan el pasaporte, pero debes demostrar ser capaz de mantener una conversación simple en portugués.

Si quieres que te ayudemos con los trámites escríbenos a jorge_librestado@protonmail.com.