A pesar de las subidas y bajadas, para mucha gente, bitcoin sigue siendo una gran opción para invertir. En este artículo podrás leer por qué 2024 podría ser un buen año para BTC.

[Nota: Este artículo invitado es obra de Dennis, un Turista Perpetuo que colabora con nosotros.]

Hace casi exactamente 7 años estaba preparándome para emigrar y abandonar Alemania (a finales de 2016). Staatenlos (la versión alemana de Librestado) me ayudó a prepararme para mi nueva vida como Perpetual Traveller libre de impuestos. Gracias a ello pude empezar sin problemas mi vida como nómada digital con la llegada del 2017, a pesar de tener solo un mes y medio de sueldo como capital inicial.

Aunque ya sabía de la existencia y funcionamiento de Bitcoin en 2013, en ese momento todavía estaba demasiado influenciado por los mitos económicos —como la doctrina del valor intrínseco de las cosas— como para comprender completamente el potencial de esta criptomoneda. Bueno, diré en mi defensa que aún tenía frescos tanto el curso de economía de la facultad como el programa de estudios de administración de empresas. Menos mal que Librestado también comparte su saber sobre economía… Como demuestra mi caso personal, estas teorías e informaciones tan abstractas y generales pueden tener un impacto muy práctico en tu propia vida. En este artículo, me gustaría contarte las 10 razones por las que soy optimista con respecto a la situación del Bitcoin en 2024 (y, de hecho, también en los años venideros).

Razón número 1: la tasa de hodlers aumenta constantemente

En la escena Bitcoin internacional, la palabra hodl significa mantener el Bitcoin a largo plazo en lugar de venderlo en un mercado bajista. Un Bitcoiner, visiblemente frustrado, escribió dicha palabra en un foro en estado de embriaguez durante una etapa temprana de mercado bajista queriendo decir que mantendría (hold en inglés) sus bitcoins a pesar de todas las pérdidas. Desde entonces a los inversores a largo plazo que no venden sus bitcoins a pesar de la volatilidad se les llama hodlers. La clave es que la proporción de bitcoins en manos de estos inversores aumenta constantemente con cada ciclo de mercado. Naturalmente, esto se debe en parte al hecho de que muchas de las primeras carteras de Bitcoin se han perdido para siempre, pero con cada ciclo, que inicialmente lanza al mercado a muchos efímeros aventureros, surgen cada vez más inversores realmente fieles.

Volumen total de bitcoins en manos de inversores a largo plazo.

Acumulación por parte de holders a largo plazo (mercado bajista) Distribución por parte de holders a largo plazo (mercado alcista)  Acumulación por parte de holders a largo plazo (mercado bajista)

Fuente: https://academy.glassnode.com/supply/long-and-short-term-holder-supply/supply-held-by-long-and-short-term-holders

Hemos llegado a un punto en el que, a pesar de que los precios han vuelto a subir considerablemente, la tasa de hodling sigue aumentando continuamente. Cada vez son menos los Bitcoiners dispuestos a cambiar sus valiosos satoshis por dinero fiduciario reimprimible. Aunque la tasa de hodl seguramente volverá a caer en el próximo mercado alcista, hay muchos indicios de que seguirá subiendo a largo plazo. Surgirán más y más servicios de custodia realmente reputados, en los que cada vez será más fácil prestar tu Bitcoin en lugar de lanzarlo al mercado. Cuando hablo de reputabilidad, me refiero desde la perspectiva del capital grande y antiguo que, a diferencia de algunos entusiastas de las criptomonedas, prefiere depositar su dinero en BlackRock antes que en el último proyecto inflado de hype de finanzas descentralizadas. Al fin y al cabo, estas empresas siempre terminan igual: o quiebran al cabo de 3 años o acaban en aprietos con las autoridades reguladoras estadounidenses —como ha ocurrido recientemente con la criptobolsa Binance, aparentemente global e independiente—. Incluso los pequeños inversores que antes se mostraban escépticos se ven aliviados de la presión por vender cuando su antiguo banco de confianza empieza a ofrecer de repente un préstamo Bitcoin totalmente regulado y en línea con sus requisitos de conformidad legal.

¿Por qué debería la persona X vaciar su cripto-hucha solo para financiar esa ansiada casa unifamiliar cuando puede sencillamente depositar Bitcoin como garantía de un préstamo fíat y así seguir beneficiándose de la subida de precios? ¿Un préstamo 100 % Bitcoin para recibir el valor de medio bitcoin en efectivo directamente en mano? Ya es una realidad.

Esta tendencia hodler también se ve apuntalada cuando se observan las cifras de bitcoins en los intercambios. Mientras que las tendencias de Bitcoin en los intercambios —que se consideran altamente líquidas— crecieron siguiendo la tradición hasta marzo de 2020, desde entonces hemos visto un cambio de tendencia.

Bitcoin: balance de intercambios – todos los intercambios

Crecimiento histórico de la balanza de pagos/ATH marzo de 2020/ Nuevo régimen de salidas netas/ entrada mayo-julio

Fuente: https://twitter.com/glassnode/status/1448536629275070466/photo/1

Sin embargo, el hecho de que cada vez haya menos Bitcoin disponible en el mercado tiene un enorme impacto en los precios. Esto se debe a que el precio de un bien solo puede ser determinado por las unidades realmente comercializadas: si hay una gran demanda de Bitcoin pero apenas una fracción de los 21 millones de bitcoins se comercializa —entre 2 y 2,5 millones únicamente—, la creciente demanda se satisface con una oferta cada vez menor, lo que inevitablemente conlleva que el precio se dispare. Que el precio del Bitcoin llegue realmente a la luna lo determina el llamado multiplicador del mercado alcista (Bull Market Multiplier).

Razón número 2: El efecto del Bull Market Multiplier

El multiplicador de mercado indica en cuántos dólares estadounidenses aumenta la capitalización bursátil total (precio por x cantidad total) de un activo cuando inviertes un dólar estadounidense en él. Como la demanda es alta y la oferta escasa en un mercado alcista, cada dólar adicional de demanda puede tener un impacto alcista especialmente fuerte sobre el precio. Mientras continúa el repunte, el dinero entra en el mercado por el lado de la demanda más deprisa de lo que lo hacen los productos por el lado de la oferta… y cuando la tasa de hodl es alta, simplemente se debe esperar un tiempo hasta encontrar un precio lo suficientemente alto como para que más hodlers sucumban y vendan y añadan sus bitcoins a la sección de la oferta.

De acuerdo con una nota de investigación del Bank of America, este multiplicador de mercado llegó incluso a 118 en la última carrera alcista del Bitcoin. Cifras tan altas parecen una locura a primera vista, pero justo el otro día el analista de datos especialista en criptomonedas James Van Straten tuiteó que 350 millones de dólares provocaron un salto en la capitalización del mercado de 40 000 millones de dólares en un día. Esto equivaldría a un multiplicador de mercado de 114, incluso antes de la actual carrera alcista. Otras fuentes son más prudentes con sus cifras, pero confirman que el Bitcoin ya está cerca del máximo multiplicador histórico de 4,88 del último mercado alcista. Por tanto, no vemos necesario hablar de valores surrealistas de 118 para reconocer que el multiplicador del mercado alcista tendrá un efeto cada vez más positivo en el precio del Bitcoin.

Si nos tomáramos en serio lo que dijo el exdirector general de BlackRock, Steven Schoenfield, sobre los próximos tres años tras la aprobación de un ETF de Bitcoin al contado, hasta 200 000 millones de dólares estadounidenses fluirían hacia el mercado, lo que supone solo el 2 % de los activos bajo gestión de BlackRock. Si nos mantenemos conservadores en este punto y asumimos tanto que no aumentará la tasa de hodl como que el multiplicador de mercado se mantendrá constante en solo 4,88; podemos calcular el aumento del precio del Bitcoin durante tres años de la siguiente manera:

200000 millones de USD*4,88/21 millones =46,476USD de beneficio neto (o el 105% de los valores del 06/12/2023).

Y esta duplicación del precio se produce en condiciones que, por lo demás, no cambian. Naturalmente, la mera admisión de un ETF Spot tendría numerosas consecuencias psicológicas para el mercado.

Razón número 3: el próximo ETF Spot de EE.UU.

El mercado de capitales de EE.UU. sigue siendo el mayor y más importante mercado del mundo, a pesar de —o precisamente por— las trabas de acceso impuestas por la SEC. La aprobación de un ETF Spot —es decir, un ETF que se viera obligado por la normativa a comprar realmente en el mercado el Bitcoin nominalmente declarado—, daría lugar a vías de acceso completamente nuevas y burocráticamente simplificadas para los compradores institucionales de Bitcoin. Pero por encima de todo, la reputación pública del Bitcoin aumentaría enormemente si los gigantes de la gestión de activos y los emisores de ETF de Bitcoin —como BlackRock—, pasaran a jugar en el mismo bando. El dinero criminal de la darknet y los escándalos medioambientales son cosa del pasado: Bitcoin está adquiriendo buena reputación y de repente se considera sostenible.

El Bitcoin está listo para atraer los miles de millones de inversiones en otras clases de activos que tratan de huir de la inflación… pero el Bitcoin viene con resistencia total ante la censura, movilidad, escasez, programabilidad, divisibilidad y mucho más.

Capitalización bursátil de las diferentes clases de activos (en billones de $)

BTC, Crédito, Renta variable, Oro, Bienes Inmuebles

Fuente: Blockware Solutions

Tampoco hay que subestimar la influencia política que supondría el fortalecimiento del lobby del Bitcoin a través de los ETF. ¿Cómo va a querer ningún político luchar contra el Bitcoin si los fondos de pensiones de millones de votantes y las oficinas familiares de ricos patrocinadores de campañas están ahora metidos hasta el fondo en inversiones con Bitcoin? ¿Y con qué cara pueden tu asesor bancario local y los principales medios de comunicación seguir ridiculizando el Bitcoin cuando uno de sus mayores accionistas promociona personalmente la criptomoneda? El Bitcoin crece lenta pero constantemente, lo que poco a poco facilita su adopción.

Razón número 4: en la curva S hacia la adopción masiva

Aunque Bitcoin también sea una red a través de la cual se pueden procesar pagos, no deja de ser ante todo una nueva tecnología. Si bien se beneficia del efecto red, el temor a que el Bitcoin pueda ser sustituido por una red mucho mejor —como le sucedió a MySpace con Facebook— no se puede aplicar en este caso, porque Bitcoin no es solo una red, sino también una tecnología. Bitcoin es comparable a internet: internet es una red —la red de redes—, pero sobre todo es una tecnología básica sobre la que se pueden desarrollar muchas otras capas de aplicaciones. Hoy en día utilizamos internet para navegar, llamar por teléfono e incluso para operar con Bitcoin. Ni al Hypertext Transfer Protocol (HTTP), ni a Skype, ni a WhatsApp, ni a Bitcoin se les ocurrió desplegar una red informática completamente nueva en todo el mundo para hacer funcionar en ella su aplicación fuera de Internet. Tenemos Internet y el ganador se lo lleva todo. Sin embargo, en el caso del Bitcoin, aún debe pasar tiempo antes de que todo el mundo realmente lo utilice al nivel al que se utiliza internet. Sea como fuere, podemos ser optimistas a medio plazo, porque las nuevas tecnologías se adoptan a menudo en las denominadas curvas S: una curva S se caracteriza porque sigue aproximadamente el trazo de la letra homónima, lo que significa que su adopción es lenta al principio, luego salta exponencialmente y se aplana bruscamente hacia el final.

Adopción de distintas tecnologías en los EE.UU. (de 1900 hasta la actualidad)

Tasa de adopción (%)

Por filas: Teléfono, Electricidad, Coches, Radio, Frigorífico, Televisión, Viaje en avión, Televisión en color, Tarjeta de crédito, Microondas, Videojuegos, Ordenador, Teléfono móvil, Internet, Cámara digital, Reproductor MP3, Televisión HD, Redes sociales, Teléfono inteligente, Tablet, Bitcoin

Fuente: https://davethewave.substack.com/p/mass-adoption-and-the-s-curve

Al principio, siempre son solo los frikis, los que piensan de forma diferente y los ricos los que se interesan por una nueva tecnología —o los que para empezar pueden permitírsela—. Es difícil estimar en qué punto se encuentra actualmente la adopción del Bitcoin. Se podría, por ejemplo, contar todas las carteras Bitcoin que contienen al menos un dólar estadounidense en satoshis: hablaríamos de unas 67 millones de carteras. Naturalmente, la mayoría de los usuarios de Bitcoin tienen varias direcciones de cartera con más de un equivalente en dólares. Por otra parte, muchas personas comparten bitcoins en direcciones de intercambio individuales. Probablemente nunca lo sabremos con exactitud, pero si ponemos 67 millones de usuarios como media, esto supondría solo el 0,8 % de la población mundial. Crypto.com estima en 219 millones el número de usuarios de Bitcoin en todo el mundo, lo que también sería solo el 2,7 %. ¡Seguiríamos sin poder hablar de adopción masiva!

Creo que la mayoría de gente estará de acuerdo conmigo en que la adopción masiva no solo aumentaría el valor del Bitcoin a través del efecto red, sino que también atraería más dinero minorista al mercado. Muchos ya han observado que, de ciclo en ciclo, las ganancias de Bitcoin están disminuyendo en términos porcentuales. Pero, ¿y si solo estamos en el punto de inflexión antes de entrar en la curva S? Si este fuera el caso, todavía podríamos tener ante nosotros el mayor mercado alcista de la historia del Bitcoin. Naturalmente, esta es solo una de las muchas esperanzas que suscita este mercado, pero se basa en la observación de muchas adopciones tecnológicas anteriores.

Razón número 5: el ajuste de los métodos contables del FASB

El Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) establece las normas de contabilidad de las empresas en Estados Unidos. Una enmienda adoptada a las normas de este consejo introducirá el método contable del valor razonable (fair value) para los criptoactivos. Si bien el Bitcoin siempre se ha depreciado, a partir de 2025 podrá contabilizarse al precio actual del mercado. Las posibles ganancias de precio pueden ahora por fin incentivar a las empresas a ahorrar en Bitcoin o acumular reservas de forma similar a los particulares. Ni que decir tiene para todos los entusiastas de las criptomonedas que este refinamiento burocrático también garantizará un gran flujo de efectivo en el mercado de las criptomonedas en el futuro. Esta es una de las principales razones por las que me siento optimista respecto al 2024.

Razón numero 6: el halving de Bitcoin se acerca

El próximo halving (reducción a la mitad del Bitcoin) tendrá lugar alrededor de la segunda quincena de abril de 2024. Esto significa que las recompensas por bloque de los mineros sufrirán una abrupta reducción del 50 %. Hoy en día, todavía tenemos una inflación de 900 bitcoins al día, que los mineros teóricamente podrían lanzar al mercado cada día, y que hasta ahora compraba el mercado. Después de la reducción a la mitad, solo se minarán 450 bitcoins nuevos al día. Por tanto, mientras la demanda siga siendo la misma o crezca como ha hecho hasta ahora, la nueva oferta se reducirá a la mitad de un bloque a otro. Como todas las cifras clave del Bitcoin son accesibles para todo el mundo, la reducción a la mitad ya está descontada, por lo que este día de abril no será un acontecimiento especial para los operadores, como de costumbre. A medio plazo, sin embargo, las nuevas condiciones del mercado se reflejarán en el precio, al menos de acuerdo con la teoría de los ciclos alcistas de 4 años: según esta teoría, la reducción a la mitad siempre nos trae un muy buen año de inversión unos meses más tarde. Así que, si la historia se repite de nuevo, 2024 y 2025 nos traerán excelentes beneficios en Bitcoin. Esta sexta razón por sí sola es ya una gran señal alcista para la mayoría de los Bitcoiners.

Recientemente, sin embargo, la teoría de los ciclos alcistas de 4 años a la mitad ha sido cada vez más atacada en favor de la teoría del banco central: según esta teoría, los ciclos del Bitcoin están causados principalmente por la política monetaria de los bancos centrales. Naturalmente, cabe preguntarse con escepticismo si una clase de activos tan pequeña como el Bitcoin está realmente más influida por estos factores macroeconómicos que por la evolución específica del sector. No cabe duda de que exceso de dinero a través de la flexibilización cuantitativa no será perjudicial para el Bitcoin, ya que uno de los puntos de venta del Bitcoin es la inflación.

Razón número 7: las imprentas contratacan

Lo que definitivamente el Bitcoin no necesita es una recesión realmente profunda. Si la gente se queda sin dinero para comer, es mucho más probable que vendan sus activos en cripto que, por ejemplo, la propiedad en la que viven, por mucho que confíen en el valor del Bitcoin. Para evitar una grave recesión, la FED estadounidense se verá obligada a bajar de nuevo los tipos de interés más pronto que tarde. A nivel mundial, los bancos centrales ya han entrado de nuevo en la fase QE. Tanto si los bancos centrales influyen en el ciclo del Bitcoin como si no, está claro que los inversores están mucho más dispuestos a invertir en lo que siguen considerando un activo de riesgo como el Bitcoin en un entorno económicamente flexible.

Razón número 8: El dilema del estado-nación

Si el Bitcoin sigue subiendo y se establece como el oro 2.0 —cosa que, en mi opinión, sucederá inevitablemente, pues el Bitcoin se volverá más difícil de encontrar que el oro tras la reducción a la mitad que comenzará en abril—, será cuestión de tiempo que los primeros estados y sus bancos añadan bitcoins a sus balances, lo que fortalecerá el Bitcoin y debilitará el poder estatal sobre el dinero. Hasta ahora, se han atesorado activos duros como el oro para defenderse en caso de duda ante un ataque especulativo contra la propia moneda: siempre se puede lanzar el oro al mercado a un valor inferior que deba pagarse en la propia moneda. Esto impulsaría la demanda de su propia moneda a corto plazo porque todo el mundo querría comprar este oro tan barato. Sin embargo, en un deseado futuro en el que el Bitcoin sea el activo más duro y popular, los bancos centrales y los gobiernos tendrán que abastecerse de este activo para poder contrarrestar los posibles ataques a sus monedas.

Naturalmente, estas ideas siguen siendo puramente especulativas, pero si los particulares, las empresas y las instituciones ya están pensando en los puntos mencionados y son cada vez más optimistas con respecto al Bitcoin, ¿por qué debería ser distinto con los agentes estatales? El Salvador ha abierto el camino del cambio con la introducción del Bitcoin como moneda y la acumulación de reservas estatales de Bitcoin. ¿Quién será el siguiente? ¿Indonesia? ¿La Argentina de Javier Milei? ¿Y qué hay del rumor actual de que el fondo soberano de Qatar quiere invertir miles de millones en Bitcoin? Más allá de pequeños estados como Bután… ¿y si estados más grandes ya están minando en secreto para llenar discretamente sus monederos de Bitcoin? ¿Es la tasa de hash de la minería de Bitcoin, que continúa disparándose a pesar del mercado bajista y de la inminente reducción a la mitad, una indicación de que los actores estatales ya están metidos de lleno en el ajo?

Por el momento, todo esto sigue siendo especulación y esperanza, pero estas teorías no dejan de empujar a los Estados a ser los primeros en actuar. Al fin y al cabo, el Estado que entre antes se llevará la mayor parte de los bitcoins por poco dinero y podrá reorganizar su propio presupuesto nacional. Los últimos en subirse al tren se juegan el futuro de su propio país…

Mientras todos los Estados desconfíen del proyecto Bitcoin, la situación seguirá igual. Nadie tiene ventaja ni desventaja. Sin embargo, si un Estado importante como EE.UU. anunciara hoy que la FED ha puesto bitcoins en el balance, el mercado explotaría y todos los demás actores estatales se verían obligados a seguir su ejemplo para no perder el tren. De todos modos, sigue sin estar nada claro que este escenario teórico vaya a hacerse realidad en el próximo ciclo —aunque soy optimista al respecto—.

Razón número 9: el fin de la gerontocracia

Es lógico y natural que las personas con más años de vida sean las que más tiempo hayan tenido para acumular riqueza. También es un hecho que, especialmente en el Occidente rico en capital, la edad media de la población tiende a ser muy avanzada. Naturalmente, el Bitcoin apela a un público que acostumbra a ser joven, y que además está familiarizado con la tecnología moderna —y a menudo es incluso nativo digital—. Por poner un ejemplo, el famoso inversor Warren Buffet, de 93 años, es conocido por no tener ni siquiera un ordenador en su oficina… a pesar de dirigir Berkshire Hathaway, el mayor holding del mundo, que invierte en todo tipo de sectores más tradicionales. Su vicepresidente Charlie Munger falleció hace unos días, lo que me lleva al argumento que quiero exponer.

A riesgo de sonar un poco macabro, hay que decir que la demografía y la biología también juegan en favor del Bitcoin a medio plazo. El capital está pasando de la gerontocracia financiera a una generación para la que los valores intangibles son ya tan evidentes y lógicos como el hecho de que no se puede esperar nada de la estafa piramidal que es el sistema de pensiones estatal. Naturalmente, también hay muchos inversores en Bitcoin bastante mayores y la edad por sí sola no impide a nadie entender y apreciar el Bitcoin. Sin embargo, mi razonamiento sí se puede aplicar a la mayoría de la población de la tercera edad.

Razón número 10: Todos los modelos de precios pueden romperse

Hay numerosos modelos de predicción de precios en la escena Bitcoin internacional. Al igual que con mi predicción de precios anterior, los expertos intentan esbozar una idea de la tendencia del precio en los próximos años utilizando valores que se espera sean lo más conservadores posible: se analizan gráficos y se consideran los ciclos de reducción a la mitad, pero todos estos modelos pueden quebrarse rápidamente —y romper al alza— si unos pocos multimillonarios o unas pocas grandes empresas como Google o Apple se convencen de las virtudes del Bitcoin y se lanzan a por todas. Como demuestra el ejemplo de Michael Saylor, esto no es meramente una quimera, y podría suceder en cualquier momento. Si, por ejemplo, únicamente Apple pusiera sus 162 000 millones de dólares de reservas en efectivo en Bitcoin, prácticamente duplicaríamos el precio del Bitcoin de la noche a la mañana con el multiplicador del mercado alcista actual del 4,88; que se pondría por las nubes inmediatamente. Ningún modelo de precios ha tenido en cuenta eventos de cisne negro, que ciertamente ocurren a menudo en el ámbito del Bitcoin.

Razón adicional: El Bitcoin como fuerza motriz

Cuando el precio del Bitcoin explota, muchas altcoins acostumbran a seguir su ejemplo. Aunque ninguna de las altcoins supera realmente al Bitcoin a largo plazo y la mayoría de ellas solo se sobreponen al Bitcoin al principio y durante un máximo de un Bull Run, a veces es posible obtener grandes beneficios en una amplia variedad de proyectos en el torbellino que genera el Bitcoin a su alrededor. Esto no suele ser sostenible y requiere un conocimiento preciso de qué proyectos merecen la pena. Sin embargo, aunque las trabas regulatorias se endurecerán considerablemente en la próxima Bull Run, los traders con recursos también pueden beneficiarse de todas las razones mencionadas a favor del Bitcoin en otros proyectos ajenos a esta criptomoneda. Para que no te hagas ilusiones, el punto de referencia en una Bull Run debería ser siempre el Bitcoin y no el dólar estadounidense.

Y por último, el descargo de responsabilidad

Este artículo no pretende servir de asesoramiento financiero ni de inversión. El Bitcoin enseña a la gente responsabilidad personal e individual. Quien no quiera asumir esta responsabilidad y riesgo, debería alejarse del mundo de la inversión en general y del Bitcoin concretamente.

——

¿Te ha gustado este artículo? En caso de que necesites nuestra ayuda o quieras apoyarnos, puedes adquirir aquí nuestros productos o servicios.