Por supuesto, en Librestado no queríamos dejar de dedicar un artículo para celebrar las muchas y muy buenas noticias tras las elecciones presidenciales del 19 de noviembre de 2023 en Argentina.

¡Ha ganado la libertad!

El pasado noviembre ganó la libertad, ¡y con una ventaja histórica en muchas provincias argentinas! El candidato presidencial argentino Javier Milei ha ganado las elecciones por un margen de casi 12 puntos:

La Libertad Avanza ha obtenido un triunfo impresionante e «inesperado» —aunque, dadas las circunstancias, también lógico dada la situación en la que se encuentra desde hace décadas la Argentina—.

Como suele ocurrir en estos casos, también los argentinos han tenido que tocar fondo para buscar desesperadamente respuestas que solo pueden encontrarse en la libertad y mediante la misma. Desgraciadamente, es así: a menudo, solo del dolor y la desesperación nace la fuerza necesaria para comenzar un cambio radical.

Nadie se despierta de la noche a la mañana con una inflación de casi el 143 % y una tasa de pobreza del 40 %. Desgraciadamente, estos datos solo muestran la punta del iceberg de los problemas de este país.

Índice de inflación en Argentina entre enero y octubre de 2023. Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

Milei no solo representa un freno a las políticas expansivas del Estado argentino, sino también un cambio completo de perspectiva. Tiene una gran responsabilidad no solo ante el pueblo argentino, sino también ante todos los defensores de la libertad alrededor del mundo, como nosotros.

Las cartas están sobre la mesa y Javier Milei lleva ahora las riendas de cómo se perciben y protegen la libertad y los derechos individuales en la sociedad.

Lo más fascinante de la situación actual de Argentina es que todo el país (con la excepción de su formidable selección nacional de futbol) está sumido en una profunda crisis, lo que lo convierte en un caso de estudio sumamente interesante… y el mundo observa con gran atención. Con la entrada de Milei en el gobierno, Argentina ofrece un potencial ejemplo de cómo la introducción de valores de libertad y reformas liberales podrían cambiar las cosas. Estos acontecimientos podrían demostrar que es posible un futuro mejor si prioriza la libertad y se aplican los principios liberales… ¡y así será!

¿Quién es Javier Milei y qué defiende un libertario?

Javier Milei defiende la reconstrucción de Argentina, promete deshacer todos los actos terribles y reprobables cometidos por las fuerzas estatales y populistas para aprovechar al máximo la riqueza de la nación, y abandera una gestión responsable basada en los conceptos de libertad, autonomía, no intervencionismo y justicia moral. Milei quiere acabar con el declive del país: Argentina fue en su día el país más rico del mundo… y podría volver a serlo.

Queremos subrayar lo importante que es este resultado electoral para Argentina, para toda América Latina y también para el mundo, que actualmente trata de imponer dictaduras (de izquierdas) en todos los continentes. Y no, Javier no es ni de derechas ni de extrema derecha: es libertario y anarcocapitalista —que no deja de ser una forma enrevesada de decir que sostiene que el Estado no tiene (o no debería tener) ningún rol útil, moral o justo en la vida de las personas—. Es igual que nosotros en Librestado, y por eso creemos que se merece un artículo para darle la enhorabuena por su triunfo.

Obligar a una persona a participar en una organización, en un acuerdo o en una decisión es injusto, incorrecto, inviable, inmoral, inaceptable… exprésalo como prefieras.

Si alguien intenta interferir en tu vida y tú dices «NO, GRACIAS: ESO QUE ME OFRECES NO ES LO QUE QUIERO», se acabó el asunto sin mayor discusión (incluso si la persona tiene las mejores intenciones del mundo y solo quiere ayudarte). El problema es que con el Estado no funciona así: su respuesta siempre va a ser «no me importa si quieres o no ni si estás o no de acuerdo: voy a dirigir tu vida de todos modos». El Estado te obliga a obedecer bajo amenaza de multas, penas de prisión, violencia e incluso (en muchos países) la muerte.

El Estado (sea de izquierdas, de derechas, rojo, verde, azul…) en lugar de organizar, lo único que consigue es desorganizar y segregar a través de las diferencias entre los ciudadanos, de culpabilizar, de excluir y de vender privilegios. No define el «derecho» ni lo que está bien o mal, sino que lo adapta a sus necesidades para su propio beneficio (y no para tuyo, como trata de hacerte creer).

Las buenas ideas no deben forzarse: se consideran realmente buenas cuando las apoyan voluntariamente quienes se benefician de ellas. Nadie puede decidir libremente bajo coacción.

Dado que el Estado inevitablemente existe, la mejor estrategia es minimizar su poder. Esto se consigue tomando la iniciativa para aplicar reformas adecuada que se centren en mejorar la calidad de vida de la gente. Parece que esta es la intención de Javier Milei, que aspira al cargo más alto de una nación para reformar por completo el aparato público bajo planteamientos libertarios. Su meta es organizar el Estado de forma que deje de ser un obstáculo para la justicia, el progreso, la responsabilidad y la creación de valor añadido. Naturalmente, esto también requerirá de ciertas concesiones.

Los libertarios suelen ser los «marginados», los «raros», los «locos», los «radicales», los «atípicos»… ¿crees que nadie critica a Librestado? Tenemos un montón de críticos y haters que, en lugar de hacer algo útil u ocuparse de sus propios asuntos, causan problemas en internet y perjudican a los demás.

¿Qué quiere hacer Milei?

Javier Milei persigue el objetivo de estabilizar la economía argentina, probablemente mediante la dolarización y la disolución del Banco Central. Esto se lograría convirtiendo la base monetaria del peso argentino a dólar estadounidense —para lo cual, los activos del banco central desempeñarían un papel clave—. Sin embargo, los entendidos sabrán que la «dolarización» es más bien un programa engañoso que el público mundial puede por lo menos captar —aunque no lo comprenda realmente—. De hecho, Milei lo sabe y quiere una competencia de divisas como la que propuso el propio premio Nobel Hayek. Bitcoin y otras criptodivisas tendrán un papel fundamental en este proceso —y, naturalmente, el dólar saldrá victorioso en una competición de esta guisa—.

En cualquier caso, ya no habrá ninguna institución financiera que perdone los errores de los políticos: a partir de ahora estarán obligados a comportarse como es debido y a responsabilizarse de las consecuencias de su ineptitud.

Además, el programa de reformas de Milei también incluye recortes de empleo en el sector público, la abolición de las prestaciones sociales, la privatización integral y la liberalización de la economía. Sus apariciones públicas esgrimiendo motosierras son la perfecta representación de su programa político.

Milei pretende reducir la pobreza mediante el aumento de la riqueza a través del desarrollo nacional, en lugar de recurrir al asistencialismo y la redistribución forzosos. Sus planes de reforma fiscal y reducción drástica del Estado se enfrentan a la oposición de los grupos de interés políticos y corporativistas establecidos.

Lo que Milei pretende llevar a cabo neutraliza la capacidad del Estado para crear inflación y hacer locuras irresponsables en las que el pueblo argentino termina siendo la víctima e inevitablemente paga el precio.

Las ideas de Milei no son tan «extremas» ni «locas» como se está difundiendo en los medios de comunicación. La dolarización de la economía ya ha ocurrido en el pasado. Sus ideas se basan en la «Escuela Austriaca de Economía».

La historia se repite: A finales de los años ochenta, Argentina respondió a los déficits presupuestarios imprimiendo dinero, lo que llevó a una tasa de inflación mensual del 20 000 % y a la regulación de los precios.

Tasa de inflación en Argentina: La tasa de inflación en Argentina alcanzó un 142,7% en octubre, tras el 138,3% en septiembre de 2023. La tasa de inflación en Argentina se mantuvo en una media del 189,81% entre 1944 y 2023, alcanzando un máximo histórico de 20262,8% en marzo de 1990 y un mínimo histórico del -7% en febrero de 1954. Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

La Caja de Conversión fue un régimen monetario introducido en Argentina a principios de los noventa para combatir la hiperinflación y estabilizar la economía. Este sistema vinculaba el valor del peso argentino al dólar estadounidense de forma que un peso equivaliera exactamente a un dólar. La principal función de la Caja de Conversión era garantizar la plena convertibilidad del peso en dólares estadounidenses mediante la cobertura de la masa monetaria del peso con suficientes reservas de divisas. Este régimen pretendía restablecer la confianza en la moneda y frenar la inflación de la única forma posible: limitar la capacidad del banco central para imprimir dinero sin control… y funcionó.

Fueron las reformas para contener el gasto y la apertura económica para atraer la inversión (preservar la moneda es uno de los mayores incentivos para la inversión, ya que así se protege el poder adquisitivo) las que remontaron la situación. Medidas como estas también limitan la capacidad del gobierno de decir que «necesita más poderes para salvar a la nación» —salvarla de los problemas que él mismo ha provocado, claro—.

Estas medidas frenan el presupuesto nacional y obligan al gobierno a asumir responsabilidades e impulsar reformas positivas, algo que el populismo electoral aborrece a muerte.

El documento «La Caja de Conversión Argentina» narra toda la historia al detalle y llega a las siguientes conclusiones:

  • El origen de la inflación en Argentina estuvo estrechamente vinculado a los déficits presupuestarios. Dicho de otro modo: si te parece que los precios son altos al ir a hacer la compra, significa que tu poder adquisitivo ha disminuido o que el desempleo/dificultad para encontrar trabajo ha aumentado. En cualquiera de los dos casos, la culpa es enteramente del gobierno. En estas situaciones, la gente tiende a culpar a los empresarios o a los empleadores por el aumento de los costes, sin tener en cuenta que estas subidas de precios suelen ser una respuesta directa al aumento de los costes de funcionamiento, como las materias primas, los costes energéticos o el aumento de los impuestos. Estos problemas pueden deberse a decisiones de política económica de los gobiernos, que son la causa fundamental de la inflación y, por tanto, del aumento de los precios. La dificultad para encontrar trabajo se debe usualmente a que resulta demasiado caro o difícil contratar a alguien porque existen leyes regulatorias que «protegen» a los trabajadores. Estas leyes dan lugar a que un alto porcentaje de la población permanezca desempleado, en lugar de que los empresarios y los trabajadores tengan la oportunidad de acordar ellos mismos las condiciones laborales. El salario mínimo CREA desempleo, ya que las personas que cobrarían el salario mínimo suelen ser las más fáciles de sustituir y las que más necesitan un trabajo, ya que tienen cualificaciones menos valoradas por el mercado. La política gubernamental suele dejar sin empleo a estas personas, ya que resultan demasiado caras para los empresarios. En lugar de ganar un poco y tener la posibilidad de llevar comida a casa, no ganan nada y dependen de las ayudas del Estado, financiadas con sus propios impuestos.

Inflación a lo largo de la historia de Argentina: período frente a inflación media.

  • Un elemento clave del proceso de reforma fue la amplia reorganización del sector bancario con el objetivo de mejorar su solvencia y reducir así los riesgos de un posible rescate. Las crisis bancarias de finales de los 70 y principios de los 80 provocaron pérdidas fiscales que los analistas estimaron entre el 10 % y el 15 % del PIB —CON UNA INFLACIÓN DEL 0 %—. En 1991, cuando se puso en marcha el plan, el PIB de Argentina ascendía a 141 000 millones de dólares, y en 1998 a 299 000 millones.

PIB de Argentina entre 1990 y 1998

  • Quizás aún más interesante fue que el éxito del plan de convertibilidad se mantuviera incluso en momentos de grandes turbulencias externas como la devaluación mexicana de 1994 (el llamado «Efecto Tequila»), la crisis de Asia Oriental o el default
  • El plan de convertibilidad fue el programa de estabilización de mayor éxito aplicado en Argentina. En solo dos años, la inflación bajó del 171% anual en 1991 al 10% en 1993, y a solo el 4,7% en 1994. Ningún otro plan de estabilización aplicado en un país que sufriera una inflación crónica había reducido la tasa de inflación tan rápida y sosteniblemente hasta situarla a un nivel equivalente al internacional.
  • La Caja de Conversión fue un elemento crítico del paquete de políticas que llevó a Argentina de tener una de las tasas de inflación más altas a tener una de las más bajas del mundo, lo que permitió al país volver a altas tasas de crecimiento tras dos décadas de estancamiento, así como introducir reglas más estables que han dado lugar a niveles récord de inversión extranjera directa.

Estamos seguros de que no te enseñaron esta parte de la historia en la escuela.

Después de que Carlos Menem dejara el gobierno en 1999, Fernando de la Rúa llegó al poder y volvió a las viejas costumbres estatales. Adivina qué pasó: efectivamente… el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Las regulaciones de la política monetaria, los planes fiscales y los controles del gasto son la gran tentación de todo político (y, a su vez, la gran pesadilla de sus ciudadanos). En lugar de reafirmar un compromiso claro con la nación, con las reformas, con los inversores y con quienes crean valor, Argentina recurrió al populismo y a las intervenciones en los tipos de interés, lo que disparó la fuga de capitales de la economía y dio comienzo a la decadencia por la que hoy es célebre Argentina. Todos los beneficios de las reformas previas se fueron al traste, y las inversiones abandonaron el país (e incluso se detuvieron las retiradas de fondos de los bancos, con los llamados «corralitos»). A ver si se enteran: hay que atraer capital al país, no impedir que se vaya a otro lugar.

Los gobiernos deberían dejar inmediatamente de presentar como enemigos y malvados a quienes realizan un trabajo productivo, crean empleo, contribuyen al progreso y proporcionan bienes y servicios.

Javier Milei se enfrenta a la compleja tarea de ganar apoyos para sus reformas de mayor calado. Su enfoque directo y decisivo, que deja poco margen para medias tintas y concesiones, podría dificultar el consenso en el entorno político —especialmente en el Parlamento y en la Cámara de Diputados, donde no goza de mayoría—. Un liderazgo político eficaz requiere a menudo capacidad de negociación y pensamiento estratégico. Además, Milei tendrá que forjar nuevas relaciones diplomáticas para sacar adelante sus planes de reforma.

Si lo consigue, muchos más libertarios llegarán al poder en otros países del mundo y a los populistas estatistas se les helará la sangre del miedo. Y para ejemplo un botón: en Brasil, un país vecino aún más grande que Argentina, la población joven está harta del comunismo de Lula. Desde Librestado apoyamos la política libertaria brasileña con donaciones, y todo apunta a que, especialmente en el sur del país, es posible que en Brasil triunfe el cambio libertario en la próxima década.

La situación fiscal y de residencia a día de hoy

Echemos un vistazo a la situación actual en Argentina, de la que cabe esperar que mejore en el futuro gracias a Milei:

  • Residencia fiscal: cualquier persona que viva en Argentina durante más de 12 meses se considera residente fiscal a partir del decimotercer mes de estancia. Una vivienda disponible permanentemente no es un factor decisivo para la responsabilidad fiscal. Basta con salir del país durante 3 meses para estar exento de impuestos durante otros 12 meses. En determinadas condiciones, se puede incluso residir en Argentina durante 5 años libre de impuestos sobre las rentas obtenidas en el extranjero. Y con Milei… ¡todo promete ser aún más atractivo!
  • Requisitos de visado: 90 días para muchas nacionalidades. Hay varias formas relativamente sencillas de inmigrar de forma permanente.
  • Impuesto sobre la renta: entre el 5 y el 35%.
  • Impuesto de sociedades: entre el 25 y el 35%
  • IVA: normalmente un 21%. Entre un 10,5 y un 27%.
  • Impuesto sobre el patrimonio: entre un 0,5 y un 1,75%.
  • Impuesto de sucesiones y donaciones: solo se recauda en Buenos Aires.
  • Retención en origen: para beneficios como los dividendos se aplica un 7%.
  • Impuestos sobre los débitos y créditos en cuenta: 0,6%-
  • Criptomonedas: las criptomonedas no se mencionan explícitamente en la ley, lo que da lugar a diferentes interpretaciones.

¿Sabías que el turismo de parto o nacimiento ha aumentado en Argentina, especialmente entre los ciudadanos rusos? Este fenómeno, que consiste en viajar a otro país para dar a luz, permite al recién nacido convertirse en ciudadano del país de nacimiento. Argentina es uno de los destinos preferidos, ya que ofrece trámites sencillos para el permiso de residencia y no exige visado a los ciudadanos rusos. Se calcula que el número de rusos que viajan a Argentina por este motivo podría alcanzar los 10000. Todo esto te lo explicamos con más detalle en nuestra Enciclopedia Librestado de Segundas Nacionalidades.

Argentina es un país muy popular para los viajeros perpetuos. Su definición de residencia fiscal lo vuelve uno de los países que más fácil —si no el que más— te lo pone para permanecer mucho más tiempo sin correr riesgo alguno de convertirte en residente fiscal «contra tu voluntad».

Los impresionantes paisajes de Argentina —desde los viñedos de Mendoza hasta los glaciales de Tierra del Fuego— son prueba de su belleza tan amplia y diversa, que se extiende desde el norte tropical hasta las heladas profundidades de la Patagonia en el sur: grandes playas, extensas pampas y altas montañas conforman una diversidad natural impresionante. A pesar de sus problemas políticos y económicos, Argentina siempre ha sido el país favorito de Christoph, quien ya ha visitado todos y cada uno de los países del mundo.

Christoph ama Argentina y ama el vino, así que decidió combinar ambas pasiones:

En la primavera de 2021, Christoph comenzó una inversión (o más bien un caro hobby) que ofrece un sabor apasionante: vino premium del Valle de Uco, conocida como una de las mejores regiones vinícolas de Argentina. La producción se centra en uvas Malbec ecológicas de la más alta calidad. Christoph espera producir unas 2000 botellas al año, en función de la calidad deseada. La primera cata del vino apátrida, que promete combinar disfrute y rendimiento, tuvo lugar en 2022; y ya se han importado más de 1000 botellas a Europa. Como no podía ser de otra manera, Javier Milei recibirá una remesa de nuestro vino anarcolibertario como regalo de nuestra parte 😉.

Un brindis por la libertad.

La libertad es la única respuesta

Desgraciadamente, la sombra e influencia del Estado sigue siendo enorme.

El Estado, eterno lastre para la maquinaria del progreso, no es, nunca fue ni nunca será el verdadero promotor o protagonista del crecimiento económico. Esta es una verdad indiscutible que resuena a lo largo de la historia. Las fuerzas vitales del mercado, alimentadas por el fuego de la innovación humana y la audacia empresarial, constituyen la columna vertebral del crecimiento y la prosperidad. Es en la sinfonía dinámica de la libre empresa donde reside el verdadero pulso del progreso, y no en las rígidas estructuras de la intervención gubernamental. No olvidemos nunca que el crecimiento económico brota y crece en los jardines de la libertad y la autodeterminación, lejos de las manos restrictivas del control coercitivo e injusto del Estado.

La victoria de Milei es simbólica, histórica y demoledora.

No hace falta ser presidente de un país para tener una idea de cómo debería funcionar una buena gestión. Desde Librestado apoyamos las ciudades libres impulsadas por el Dr. Titus Gebel, que tiene la misma visión que nosotros: crear un lugar próspero y más eficiente que cualquier ciudad gestionada por el Estado a través de un nuevo enfoque. El objetivo del Estado es mantener el poder mediante la coacción, mientras que el objetivo de las ciudades privadas es la prosperidad, la riqueza, la creación de valor justo, la defensa de las libertades individuales y la protección de la propiedad privada.

Mientras países como España, Alemania, Francia, Italia, etc. continúan en declive, Argentina a puesto al mando a un presidente dispuesto a llevar al país a la prosperidad. ¿Quién será ahora el país tercermundista? ¿Quién tendrá la próxima bancarrota nacional?

«Ninguna acción puede considerarse virtuosa a menos que sea ejecutada libremente» Murray N. Rothbard

Adiós (de momento y esperemos que por mucho tiempo) al peronismo y al kirchnerismo: no más intervencionismo estatal, distorsión del mercado, ineficiencias severas, planteamientos antiliberales, control de la moneda, impuestos elevados… ¡y adiós a muchas patrañas más!

Gracias, Javier, por ser un abanderado de la esperanza, un verdadero símbolo de resistencia contra las sombras de la opresión y un intelectual con profundos conocimientos de economía. ¡Gracias por tu lucha en defensa de la libertad!

¿Te ha gustado este artículo? En caso de que necesites nuestra ayuda o quieras apoyarnos, puedes adquirir aquí nuestros productos o servicios.