Una minúscula isla ubicada en el Canal de la Mancha copa en la actualidad los titulares de algunas revistas como destino emigratorio. En el artículo de hoy vamos a informar a los lectores Librestado sobre esta inusual pero a la vez muy atractiva solución para los que busquen un lugar al que emigrar.

[Aquí tienes también una grabación en inglés en la que hablamos sobre Sark]

Dependencias de la Corona británica: Isla de Sark

Aunque Sark sólo tiene 5,5 kilómetros cuadrados, es de hecho una jurisdicción independiente con sus propios poderes legislativo, judicial y ejecutivo. Esto es posible gracias a un tratado de 1565, cuando la Corona Británica concedió a un noble de la vecina isla de Jersey el derecho a gobernar Sark de forma independiente «por toda la eternidad«. A cambio, ha de pagar un arrendamiento feudal y mantener una milicia civil.

Sark forma parte de la Corona de las Islas Británicas del Canal. Son territorios independientes de Gran Bretaña, pero en muchos aspectos son similares a esta. Guernsey/Alderney/Herm, Jersey y Sark son cada una de ellas autónomas, es decir, todas forman parte de las Islas del Canal pero son a su vez tres jurisdicciones distintas, cada una independiente de la otra. El estatus de dependencias de la corona británica se ha ido desarrollando a lo largo de los siglos y es ciertamente complejo, a menudo incluso aparentemente contradictorio. Tal es el caso que los académicos no llegan a ponerse de acuerdo sobre si las islas deben, o no, ser consideradas como estados independientes.

Pero la realidad es que Sark tiene su propio «código de país de la ONU » y, además, Gran Bretaña no quiere discutir  mucho sobre el tema del estatus, dado que de lo contrario, esto abriría el debate sobre todas las demás dependencias y ex-colonias británicas.

La isla de Sark goza así de una gran independencia y de la ventaja de formar parte de tres importantes alianzas. Sark es parte de las Islas del Canal, está estrechamente ligada a Gran Bretaña, y es también parte de la Commonwealth británica. El jefe del estado es, sobre el papel, la Reina de Inglaterra, pero no en su papel de Reina, sino como Duque de Normandía.

Dado que el derecho sobre el gobierno de la isla no está ligado a una familia, sino a la posesión de un inmueble, tampoco existe el riesgo que tienen los Grimaldi en Mónaco. Incluso si se diese el caso de que no hubiera herederos, el estatus especial seguiría vigente. Dicho inmueble y el derecho sobre el gobierno de la isla simplemente pasarían a un nuevo dueño (como ya sucedió una vez hace casi 200 años).

Este estatus especial permite a los actuales 400 habitantes disfrutar de condiciones casi paradisíacas:

  • No existen impuestos sobre la renta, sobre las ganancias de capital, sobre sociedades ni sobre sucesiones. Tampoco hay un impuesto sobre el valor añadido, lo que ha convertido a las Islas del Canal en un destino popular para la compra de productos electrónicos, joyas y relojes.

 

  • Sark no tiene ni políticos a tiempo completo ni un aparato burocrático en un sentido convencional. Los miembros del parlamento no son remunerados y las funciones importantes del Estado se realizan a título honorífico o con contratos a tiempo parcial. Como consecuencia de ello, la declaración de la renta anual de los residentes contiene únicamente una página, teniendo que rellanar los contribuyentes sólo dos casillas.

 

  • En muchos aspectos, Sark ofrece un marco regulatorio si no libertario, desde luego muy favorable a la iniciativa empresarial y pro-mercado. Tal es así que no hay, por ejemplo, una legislación laboral, de tal forma que los empleados y los empleadores pueden firmar cualquier contrato que deseen. Los proveedores de servicios financieros están regulados por la autoridad supervisora competente de la vecina Isla de Guernsey (también muy favorables a la actividad empresarial).

Sark cuenta, además, con unos hermosos paisajes (fotos de mi propia visita en junio de 2019) que atraen a multitud de turistas cada año entre abril y septiembre. La tasa de criminalidad es extremadamente baja. Y si por un casual se te olvida la cartera en casa, no tienes de qué preocuparte, en todas las tiendas te fían.

La vida, como en los viejos tiempos…

Planean duplicar la población

Para una jurisdicción de estas características, serían de esperar unos precios inmobiliarios extremadamente altos y unas largas listas de espera de potenciales inmigrantes. Pero la situación es justo la contraria:

  • Los precios de los bienes inmuebles han caído desde 2008 un 50% de media.
  • El gobierno planea duplicar la población local de 400 a 800 habitantes, llegando incluso hasta los 1.000. Están buscando activamente nuevos residentes.

La política local llevada a cabo, con una mala planificación y la nula promoción de la Isla han hecho que la edad media de los «Sarkees» sea actualmente superior a los 60 años, en comparación con los 42 del Reino Unido. La isla está amenazada por el colapso demográfico.  De las aproximadamente 400 propiedades en la isla, alrededor de 150 están actualmente deshabitadas.

Swen Lorenz, autor de dos blogs y residente de la isla desde hace mucho tiempo, se ha propuesto revertir esta situación. A través de su página web www.swen-lorenz.com, ofrece desde hace pocas semanas información y un paquete de servicios para poder inmigrar a Sark. Su página web relacionada con el mundo de las inversiones: www.undervalued-shares.com, ofrece oportunidades de inversión en bienes inmuebles. En Sark se está llevando a cabo la mayor reforma del mercado inmobiliario desde 1607. De momento las hipotecas continúan siendo ilegales, pero pronto se van a legalizar.

Lo que hace especial a este proyecto, es que Lorenz cuenta con el apoyo del Señor, el noble jefe del Estado de la isla.

Christopher Beaumont, el 23º Señor de la isla y poseedor del feudo, dio su bendición a este servicio de inmigración en sendas entrevistas concedidas a la BBC y a dos periódicos locales. Véase, por ejemplo:

https://www.bbc.co.uk/news/world-europe-guernsey-53743415

https://guernseypress.com/news/2020/09/01/sark-should-have-around-650-to-800-people-says-seigneur/

Tal y como explica Lorenz, los nuevos inmigrantes pueden incluso obtener una visita guiada a la finca del Señor. El noble jefe del Estado, que también apareció recientemente en DER SPIEGEL, desea conocer personalmente a los nuevos habitantes e informarles sobre la cultura de la isla.

Datos relevantes

¿Qué ofrecen y cómo podemos sacar ventaja de ello?

Inmigración: Los ciudadanos de la UE/EEE/Suiza pueden inmigrar a Sark sin apenas requisitos hasta el 31.12.2020. Cualquiera que alquile una propiedad o compre un «Leasehold» o «Freehold» es considerado como residente de la Isla. La ley estipula que se es residente en Sark si se tiene una vivienda «a tu disposición» en la Isla. Las viviendas en alquiler más económicas cuestan alrededor de 7.000 libras al año y una mansión de 5 dormitorios cuesta alrededor de 30.000 libras al año. Quienes emigren antes del 31 de diciembre de 2020, podrán solicitar el denominado «pre-settled status» (estatus de preestablecido) hasta el 30 de junio de 2021, para lo cual deberán rellenar un breve formulario. Una vez concedido el estatus, que se elaboró como parte de las regulaciones sobre el “brexit” y que ha sido adoptado por Sark en virtud de los acuerdos bilaterales con Gran Bretaña, se puede permanecer en la isla durante cinco años, tras los cuales, se puede obtener la condición de residente permanente así como la ciudadanía de las Islas del Canal. La ciudadanía de las Islas del Canal es en gran medida idéntica a la de Gran Bretaña, pero no estaría sujeta a un sistema de tributación en base a las rentas mundiales si Gran Bretaña decidiese establecerlo en algún momento, ya que las Islas del Canal tienen su propio régimen fiscal.

Impuestos: El sistema tributario de Sark se basa principalmente en las propiedades inmobiliarias de la isla. En pocas palabras, se paga impuestos en base al tamaño de la vivienda ocupada. No se ha de proporcionar información sobre los ingresos o el patrimonio si, a cambio, se paga un impuesto fijo adicional. En la práctica, se puede alquilar un simple apartamento de una habitación y pagar menos de 1.500 libras de impuestos al año. Si, en cambio, vives en una casa para cuatro personas, deberías calcular con unos 4.000 libras al año en impuestos. Sin embargo, estos importes sólo incluyen al «jefe de familia». Para los cónyuges e hijos acompañantes, se deberán abonar 450 libras al año por cada miembro dependiente adicional. Por lo tanto, si se vive en una casa grande acompañado de la familia (esposa y dos hijos) se pagarían menos de 6.000 libras al año en impuestos. En cualquier caso, nadie en Sark tiene que pagar más de 13.500 libras en impuestos al año y, aparentemente, sólo cuatro residentes pagan esa cantidad máxima.

Estancia mínima: Sark no había establecido hasta ahora requisito alguno en cuanto a estancia mínima. La isla tiene «habitantes» que prácticamente nunca están allí. Sin embargo, esta situación se ha convertido ahora en objeto de debate público y va a ser redefinida. Sobre la mesa, está el establecimiento de la obligación de permanecer un periodo mínimo de 90 días al año en la Isla, y unos impuestos reducidos para aquellos que pasen más de 180 ó 270 días allí. Pero para poder convertirse en ciudadano de Sark, se aplican otras reglas, como por ejemplo, una estancia mínima mayor durante el quinto año de residencia. En cualquier caso, quien desee ser residente en Sark, debería pasar allí al menos 90 días al año (y poder demostrarlo), para evitar posibles problemas en el futuro.

Logística: Sark no tiene aeropuerto. El ferri a la isla vecina tarda 45 minutos y opera varias veces al día durante el verano, mientras que en invierno el horario se reduce notoriamente. En caso de mal tiempo, el ferri puede ser cancelado. Próximamente van a poner un nuevo ferri que reducirá el tiempo de viaje a 30 minutos. Los que viven en Sark suelen hacer uso de las distintas infraestructuras que tiene la isla vecina de Guernsey que, con 62.000 habitantes, es mucho más grande que Sark. Desde el aeropuerto de Guernsey, normalmente operan cinco vuelos diarios a Londres Gatwick, aunque actualmente hay conexiones limitadas y requisitos de cuarentena debido al COVID19 (no obstante, Guernsey, Alderney y Sark no tienen actualmente ninguna restricción para sus residentes, ni máscaras obligatorias ni distanciamiento social). Las conexiones con Europa continental son muy esporádicas. En realidad, se ha de volar casi siempre a través de Londres para cualquier viaje que se quiera realizar. En un futuro, es posible que establezcan una conexión en helicóptero entre Sark, Guernsey y Londres-Battersea. La pista de aterrizaje ya ha sido construida, pero la licencia operativa aún está sujeta a la aprobación de los políticos locales. Si este servicio llega a ponerse en marcha, podrías volar de Sark a Londres por la mañana en una hora y regresar a tiempo para tomarte una pinta en un pub de Sark a las 5 de la tarde.

¿Para quién puede resultar interesante Sark?

Las circunstancias de Sark son un tanto especiales, pero por eso mismo, algunas personas las encuentran particularmente interesantes. Hasta ahora sólo hay cinco alemanes y un suizo en la isla. Si no hablas inglés o te mareas con facilidad al navegar, Sark definitivamente no es para ti.

Los lugareños son amistosos y generalmente dan la bienvenida a los nuevos residentes, siempre que acepten las costumbres locales y se integren en la vida social. En una comunidad tan pequeña, sin embargo, hay que aceptar un cierto grado de falta de privacidad. Hay cierto que hay casas remotas que no son apenas visibles, pero en un territorio nacional que es 2,5 veces más grande que Mónaco y sólo tiene 400 habitantes, inevitablemente, casi todo el mundo se conoce.

Las viviendas que se encuentran disponibles suelen necesitar una reforma previa. Sin embargo, también hay propiedades y apartamentos en alquiler muy bien equipadas y reformadas. Hay un agente inmobiliario local, pero sólo se anuncian el 20% de las viviendas disponibles. Las mejores ofertas suelen estar disponibles sólo a través de contactos privados.

El acceso al mercado local y los «entresijos” de la isla, te lo puede proporcionar Swen Lorenz. El empresario alemán de 45 años se trasladó a Sark ya en 2004 y cuenta con el apoyo no sólo del Señor de la isla, sino también de la familia Barclay. Pues los Barclays, hermanos gemelos que cuentan con un patrimonio de miles de millones de dólares, poseen el 28% de Sark. Este apoyo se traduce en que, por ejemplo, los Barclays están acondicionando unos apartamentos que van a poder ser utilizados como «trampolín» hacia Sark por los nuevos residentes que vayan a través de Lorenz. El contrato de alquiler correspondiente puede firmarse con meses de antelación para establecerse allí primero, y luego buscar tranquilamente in situ la casa de tus sueños.

Estas facilidades son, por su propia naturaleza, limitadas. Lorenz me escribió al respecto lo siguiente:

«Durante las dos primeras semanas, más de 30 clientes decidieron contratar mi servicio de traslado y eso que hasta ahora, sólo he llevado a cabo el 10% del total de tareas de publicidad que tenía planeado hacer. En Gran Bretaña todavía no he llegado ni tan siquiera a anunciar este servicio. Los primeros que lleguen, obtendrán las mejores propiedades y los precios más bajos. Pronto zarpará el último barco…» 

Los servicios de Lorenz incluyen:

  • Un dossier informativo (hardcopy) de más de 250 páginas.
  • La, actualmente ilimitada, asistencia de Lorenz en todo tipo de cuestiones prácticas (se excluye el asesoramiento jurídico y/o financiero).

El paquete cuesta actualmente 1.650 dólares americanos pero Lorenz quiere aumentar el precio significativamente o establecer una tarificación por horas tan pronto como pase la marca de 50 paquetes vendidos. Por lo tanto, si estás interesado, decídete pronto si no quieres pagar un sobreprecio. El contacto directo con Swen Lorenz lo puedes obtener escribiendo a christoph@staatenlos.ch.

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down