En este post conocerás todo lo que necesitas saber sobre nuestro barco, equipo, aparatos, tripulación, licencia de navegación, itinerarios realizados y el plan futuro. Barco que, por cierto, se podrá alquilar (con patrón).

Siempre podrás ver la posición actual de nuestro barco usando nuestro rastreador GPS (como te explicamos más abajo). Quién sabe, ¡a lo mejor te sientes inspirado para venir a navegar con nosotros, comprar tu propio barco o mejorar la embarcación que ya tienes con algunas comodidades extra!

Nuestro barco

El “SY Staatenlos” (“Staatenlos” significa “sin Estado” en alemán) es un catamarán fabricado por Lagoon, un astillero en Burdeos. Lagoon es un conocido fabricante de catamaranes, y nuestro modelo (380) es uno de los más populares con casi 800 pedidos realizados hasta la fecha. El modelo 380 ya no se produce, pero sigue siendo una opción popular en el mercado de segunda mano.

Elegimos a propósito un Lagoon más antiguo (fabricado en 2006), porque creemos que los modelos más antiguos son un poco más resistentes y tienen dimensiones más adecuadas. En realidad, no importa mucho lo antiguo que sea el casco de un barco, siempre y cuando no tenga ningún daño grave.

Le pedimos a un perito con experiencia que nos confirmase el estado de nuestro Lagoon 380 antes de comprarlo. Hasta ahora, nuestro velero solo ha necesitado algunos pequeños trabajos de manutención del gelcoat y una nueva capa de pintura anti incrustante.

El SY Staatenlos en el norte de Ibiza

Nuestro Lagoon tiene 38 pies de eslora (11,6 m) y unos 6,6 m de manga, y su calado es de solo 1,15 m de profundidad. Esto significa que podemos navegar en varios ríos y echar el ancla en aguas muy poco profundas como en las calas. Y con una altura de mástil de 16,5 m, nuestro catamarán cabe debajo de la mayoría de puentes, como todos los que se encuentran en la Intracoastal Waterway en Estados Unidos.

Puede que esta sea la marca más pequeña de Lagoon, pero hay espacio suficiente en 4 + 2 cabinas y mucho espacio de almacenamiento; y no puedo estar más contento con la altura del techo de más de 2 m en el salón. La embarcación de fibra de vidrio es ligera y manejable; un modelo idéntico ha ganado incluso varias regatas como el Atlantic Rally for Cruisers (2015).

Frente a Sveti Stefan en Montenegro

Además del salón de la cubierta superior, nuestro catamarán tiene 6 cabinas (3 en cada casco). Las dos amplias cabinas en la parte trasera incluyen armarios para ropa o provisiones y cómodos colchones fabricados por Flexima. Esas habitaciones están reservadas para los patrones Josh y Christoph (cuando está a bordo).

Las cabinas del medio son un poco más pequeñas y, como las otras en la parte trasera, sus grandes ventanas inundan las habitaciones con la luz del día. También hay camas individuales en la parte delantera de cada casco, a las que se puede acceder a través de las escotillas. Estos sitios algo separados del resto del catamarán son también agradables para dormir. No es necesario decir que todas nuestras cabinas tienen sus propios enchufes, ventiladores, ropa de cama y cómodas almohadas.

Cuando el catamarán fue alcanzado por un rayo en 2018 y los daños fueron cubiertos por la aseguradora del propietario anterior, la embarcación se modernizó con la última electrónica a bordo y dos chartplotters de Raymarine.

Sin embargo, también hemos añadido una amplia gama de nuevas características a nuestro barco Lagoon 380, ya que queríamos hacer que la vida a bordo fuese lo más segura y placentera posible. Esto incluye sobre todo las siguientes mejoras…

Diversión en el Noah Beach Club en Zrce, Croacia – en aquel entonces con el antiguo bimini

Hemos instalado 6 baterías AGM completamente nuevas que suministran suficiente electricidad para cubrir nuestro consumo de energía habitual durante varios días (aunque nunca dejamos que sus niveles de energía estén por debajo del 80%).

Gracias a nuestra inversión y al sistema de monitoreo remoto Victron Energy, siempre se satisfacen nuestras necesidades de consumo eléctrico. También hemos instalado celdas solares con una capacidad total de 1100 vatios (dos paneles solares en el pescante y cuatro más en el toldo bimini) porque no queremos depender de nuestros dos motores Volvo de 30 HP (después de todo, es un velero).

Cuando el sol se esconde detrás de las nubes, nuestro generador de viento Silentwind produce mucha energía de hasta 30 nudos de velocidad del viento. Gracias a nuestras nuevas incorporaciones, ahora somos por completo autosuficientes sin depender de los motores.

El generador de viento y un panel solar nos hacen autosuficientes

El plato fuerte es sin duda nuestro nuevo sistema de desalinización Aquatec, que puede producir hasta 180 l de agua desalinizada por hora; es tan eficiente que solo tenemos que usarlo una vez cada tres días durante tan solo una hora.

Debido a la alta demanda de energía, solo utilizamos la desalinizadora durante la navegación motorizada, aunque también podría funcionar con nuestros sistemas de viento y solares por un tiempo.

Gracias a nuestra desalinizadora, no hay límite para las duchas que podemos disfrutar y los platos que podemos lavar. En general refinamos el agua potable con nuestro sistema de carbonatación SodaStream para hacer agua mineral y añadir sirope o trozos de jengibre (el remedio perfecto para el mareo).

El SY Staatenlos desde abajo – Imagen de nuestro dron submarino FyFish

Por lo tanto, se podría describir al SY Staatenlos como un catamarán autosuficiente. Todo lo que necesitamos son unas reservas de diésel adicionales para maniobras y días sin viento; en caso de que no tengamos suficiente combustible en nuestro tanque de 450 l, llevamos 12 depósitos adicionales de 20 l.

Nuestro barco tiene una autonomía de casi 1000 km cuando está abastecido por completo, y los dos motores Volvo Penta (cada uno con una potencia de 30 HP) impulsan nuestro catamarán a través de las olas a una velocidad máxima de 7,7 nudos. Podemos alcanzar velocidades más altas hacienda uso de la vela. Al salir del Estrecho de Gibraltar para dirigirnos hacia el Atlántico, ya habíamos alcanzado una velocidad de 13 nudos con un buen viento detrás de nosotros.

Los motores Volvo Penta también son nuevos, ya que los venían con el barco se rompieron durante nuestro viaje en las Islas Canarias. Por suerte, encontramos allí un reemplazo rápido y tenemos algunas mejoras con básicamente los mismos motores, pero con una tecnología más reciente.

En Puerto Calero en Lanzarote – primer puerto deportivo después de la travesía a Lanzarote desde la España continental

Nadie morirá de hambre en nuestro catamarán… Hemos almacenado suficiente comida para varios meses. Como tenemos mucho espacio de almacenamiento, dos frigoríficos grandes y un congelador, podemos llevar comida fresca y perecedera a bordo durante unas semanas. Además de muchas frutas y verduras, a Christoph y Josh les encanta la carne seca y se abastecieron de más de 10 kg de biltong en Mallorca.

Ni que decir tiene, que también tenemos un bar a bordo con una amplia gama de bebidas de lujo, como Julischka croata, ginebra mallorquina, ron caribeño y mucho más… Y no hay escasez de buen vino y cerveza.

El SY Staatenlos no es precisamente un barco “seco”

Cocinamos por lo general con nuestra estufa de gas, pero también tenemos un horno. La placa de inducción añade un poco de velocidad al cocinar cuando el catamarán está funcionando con la potencia del motor (o utilizando energía solar en un ajuste de calor inferior). Sin embargo, la pieza central de nuestra cocina es nuestra parrilla “Meateor”…

Al principio, todo el mundo quería tirar por la borda al macizo bebé de Christoph, pero solo le tomó unas horas ganar el corazón de todos los miembros de la tripulación con su filete hecho a la perfección. Con una temperatura máxima de 900°C, la parrilla hace un trabajo ligero de muchos otros platos, como pan o pizza utilizando piedras especiales para hornear. Incluso cuando el mar está agitado, se puede usar de forma segura, y nuestro consumo de gas es mucho menor que con la estufa de gas porque todo se cocina en un periquete.

También tenemos a bordo un equipo de pesca y un arpón de pesca submarina, pero casi nunca se utiliza debido a las alergias al pescado y a los crustáceos de Christoph.

Gruesos filetes, deliciosas hamburguesas e incluso pizza crujiente se hacen a la perfección por nuestro Meateor

Nuestras velas

Las características estándar de nuestro Lagoon 380 son una vela mayor de crucero y una vela génova hecha por North Sails, pero no nos queríamos conformar con lo estándar

Hemos instalado un bauprés adicional con un enrollador de arriba a abajo para que podamos izar otra vela. También hemos decidido mejorar nuestro catamarán con dos velas más de North Sails. Una es una vela de barlovento G0 que da al catamarán un impulso impresionante incluso con vientos más suaves.

Nuestra nueva vela de sotavento, un gennaker G2 de North Sails, es ideal para los vientos alisios que se encuentran al cruzar el Atlántico y al navegar en el Caribe. Ambas velas están diseñadas en negro y amarillo (colores claramente anarcocapitalistas) y cuentan con el texto “Taxation is Theft” (“los Impuestos son un Robo”) en nuestras letras habituales, con lo que el SY Staatenlos puede ser identificado desde lejos cuando navegamos por las bulliciosas costas.

Vamos a navegar – con buenos vientos de hasta 20 km/h

Nuestro equipo ha sido examinado por un perito independiente y declarado apto para nuestros itinerarios. Cambiamos la antigua vela mayor del 2006 y la génova por unas nuevas hechas a medida por un fabricante de velas croata.

Aunque nuestro catamarán tiene cuatro posibles velas, puede ser conducido cómodamente solo por el patrón, pero las cosas son mucho más fáciles con al menos un miembro adicional de la tripulación.

Solemos navegar a motor con una vela mayor completa, la cual es arrizada en consecuencia a medida que el viento aumenta de velocidad. Si el viento es adecuado, también podemos utilizar la génova, y si solo queremos flotar por las olas, apagamos el motor por completo. Pero no somos puristas aquí; preferimos navegar a motor a 7 nudos en largas distancias que cruzar el mar a 3,5 nudos.

Nuestra vela gennaker se utiliza sobre todo para vientos más suaves que vienen por la parte trasera, lo que se suele encontrar en las rutas por el Atlántico. Se mantiene en una bolsa impermeable en la proa, esperado a ser rápidamente desplegada en condiciones de viento adecuado. Debido a su tamaño y vuelo bastante libre, solo solemos usarlo durante el día, ya que puede ser peligroso por la noche y es difícil mantenerlo bajo control por una persona por la noche.

“Taxation is Theft” (“Los Impuestos son un Robo”) – algo que también sabe nuestro gennaker

La vela de sotavento puso a prueba nuestra paciencia… Después de hacer un pedido equivocado y de toparnos con algunos problemas en la entrega, tuvimos que esperar más de dos meses a que llegara el bauprés necesario; y luego no pudimos encontrar un puerto deportivo adecuado para instalarlo.

Al final conseguimos arreglarlo todo en Lanzarote, y la vela de sotavento ya está lista y esperando probar la brisa por primera vez. Esto nos permitirá navegar con más fuerza contra el viento si alguna vez lo necesitamos.

Nuestro equipo

Nuestra decisión de comprar un catamarán, como la de todos los barcos, fue muy meditada, porque una de las muchas ventajas es la gran cantidad de espacio que tiene a bordo. De hecho, tenemos suficiente espacio para una gran variedad de comodidades que hacen de la vida a bordo un verdadero placer. Ya hemos descrito el equipo eléctrico por completo en las cuatro cabinas principales, dos de las cuales cuentan con cómodos colchones hechos por Flexima; incluso podemos tener dulces sueños en el más tempestuoso de los mares.

Estas cabinas tienen unos colchones muy cómodos

Todas las cabinas tienen también su propio enchufe, armario y ventiladores. Por el momento, estamos prescindiendo de un sistema de aire acondicionado que consume mucha energía por el momento, y la protección contra el calor y los rayos ultravioleta se proporciona por equipos alternativos, como nuestra vela de ventilación. Después de darnos un refrescante chapuzón en el océano, podemos quitarnos el agua salada en las duchas calientes en las habitaciones húmedas y en la popa. Gracias a nuestra desalinizadora, todos los pasajeros pueden darse una agradable ducha cada día.

Así es una desalinizadora para yates

Un toldo bimini negro y hecho a medida nos protege contra las fuerzas de la naturaleza en la cabina del piloto. Llueva o haga sol (y la ocasional tormenta), la cabina del piloto es la pieza central del SY Staatenlos. Cuando hace buen tiempo, podemos quitar por completo y guardar las paredes laterales del toldo bimini. Cuando el sol brilla con fuerza, tenemos una malla que proporciona protección contra los rayos ultravioleta, y nuestra lona impermeable proporciona refugio en condiciones de frío, tormenta y humedad. La visión del capitán no se ve de ninguna manera impedida, ya que las lonas son en parte transparentes, en especial con la protección contra las salpicaduras en la parte delantera.

Como las instalaciones exteriores son tan buenas, casi nunca usamos el salón con sus cómodos asientos, pero proporciona mucho espacio de almacenamiento y lugares donde poner las cosas cuando cocinamos o hacemos otras cosas.

Cuando hace buen tiempo y el mar está en calma, la parte delantera del catamarán es otra zona popular; no hay nada más agradable que tumbarse en el trapecio y ver a los delfines pasar por encima de la superficie del agua. Es un lugar maravilloso para pasar unas horas con una cómoda tapicería y protección solar a medida. Incluso hemos pasado algunas noches en el fondeadero, donde hemos sacado la relajante hamaca entre la génova enrollada y el mástil y nos quedamos dormidos.

Christoph en su lugar favorito para hacer consultas

Echar el ancla es siempre un evento importante. Como el SY Staatenlos es prácticamente autosuficiente, solemos atracar en fondeaderos solitarios o en playas animadas en lugar de en los puertos de este mundo. Esto es mucho más económico a largo plazo (a menudo hay que pagar de 1,5 a 2 veces más por un espacio de amarre de catamarán) y también es mucho más agradable.

A menudo lleva horas realizar todas las formalidades en los puertos deportivos, y todo lo que obtienes a cambio es electricidad y agua que ni siquiera necesitas, instalaciones sanitarias asquerosas, calles ruidosas, vecinos y otros barcos que suelen crear desagradables y peligrosas inundaciones.

Preferimos seguir el lema de nuestro fabricante de anclas, UltraMarine: “Suéltalo, Fíjalo, Olvídalo”. Gracias a nuestro nuevo cabestrante de ancla electrónico y a la cadena de acero de 80 m, el ancla de 35 kg de UltraMarine se fija en un minuto y nunca nos ha fallado en ningún fondo marino.

Su predecesor era por completo diferente; un ancla de hierro de 30 kg que nos causó bastantes noches sin dormir. Recomendaría las anclas UltraMarine a cualquier propietario de un barco.

También tenemos amortiguadores adicionales para quitar parte del trabajo a nuestra ancla, y han estado funcionando todavía mejor desde que tenemos nuevos.

Echando el ancla en bahías solitarias – como aquí en Brac, Croacia

Desde luego, no queremos olvidar la situación de Internet a bordo… Después de todo, nuestras aventuras de navegación no deberían llevar a la muerte de nuestro negocio de consultoría, sino justo lo contrario. Tras cinco años de locura viajera sin parar, el SY Staatenlos ofrece mucho más tiempo para los numerosos proyectos.

Se nos ocurrieron algunas ideas para asegurar una conexión a Internet estable. Como la mayoría de nuestro tiempo lo pasamos en aguas costeras, nos aseguramos una conectividad rápida y fiable con dos routers 5G de última generación (Huawei 6G CPE Pro 2), uno de los cuales se mantiene en una caja impermeable conectado por un cable a través del mástil bajo el radar a una altura de unos 10 m.

A menudo hemos tenido una conexión a Internet estable a unos 80 km de todas las costas españolas. El router del mástil tiene una SIM de Google Fi utilizable a nivel global, que he usado en mi teléfono móvil desde 2016. Google Fi puede que no sea barato, pero funciona en casi todos los países y nos ahorra subir al mástil para cambiar la SIM. Y, lo que es más, a veces tenemos Internet local incluso docenas de millas antes de llegar al nuevo país.

Cuando añado las tarifas separadas para el WiFi y mi teléfono móvil, pago 120 $ al mes por Google Fi, lo que me da 22 GB de Internet por SIM. Cada vez que usamos 22 GB en una SIM, nuestra velocidad de navegación se reduce a 128 kbps, pero podemos comprar un repetidor de la velocidad por 10 $ por GB. Y eso es lo que solemos hacer, aunque acabemos acumulando entre 500 $ y 1000 $ al mes cuando el Internet es usado mucho por la tripulación.

Después de todo, estos costes se igualan enseguida. Una opción más económica es usar nuestro segundo router en el salón, donde podemos insertar tarjetas SIM locales dependiendo del país.

En Montenegro, por ejemplo, se puede comprar la friolera de 500 GB por solo 10 €. Siempre que tengo buena cobertura de red, sin duda uso solo la tarifa de Google Fi en mi teléfono.

Instalando el router WiFi a 10 m de altura en el mástil

En alta mar, sin embargo, incluso los mejores routers pierden la recepción en algún momento. Por eso nos hemos pasado al Internet y telecomunicaciones por satélite, que son también más seguras. Hay varias opciones con enormes diferencias de precio.

Los yates transatlánticos que utilizan servicios por satélite, lo que no siempre es el caso, suelen ir con una terminal Iridium Go! que tiene una variedad de usos muy limitada. El hardware cuesta un poco menos de 1000 € y la tarifa plana de datos cuesta 140 € al mes; es barato, pero también así es la velocidad de los datos (6 kbps). Tampoco puedes navegar de manera libre por la web; tienes que usar una aplicación especial para leer tus e-mails, comprobar el tiempo o hacer costosas llamadas telefónicas. Tuvimos que encontrar una solución alternativa…

El SY Staatenlos en el travelift en Tribunj, Croacia – todo empezó aquí a finales de junio

La tecnología y los satélites ya están ahí; están desplegados en grandes cargueros y cruceros que tienen el espacio y el dinero para instalarlos. Como no vamos a hacer muchos cruces oceánicos, queremos mantener los costes de adquisición y de funcionamiento bajos si no estamos usando el terminal. Al mismo tiempo, queremos poder trabajar de manera productiva con nuestros dispositivos móviles. Por eso nos decidimos por el terminal Explorer 510, que utiliza los tres satélites en órbita de Inmarsat.

Como el terminal pesa solo unos pocos kg y cabe en una mochila normal, puede incluso ser utilizado para otras expediciones en tierra. Los satélites Inmarsat cubren el mundo entero excepto las regiones polares extremas, que ni siquiera soñaríamos en visitar en un pequeño catamarán de fibra de vidrio. Es tan fácil de usar que solo tienes que encenderlo, alinearlo (bajo el cielo abierto) y navegar. También funciona muy bien en el mar, siempre que el barco mantenga su rumbo y no se balancee demasiado.

Como los satélites Inmarsat usan una transmisión BGAN, se puede esperar una tasa de datos de unos 448 kbps, lo que es suficiente para las actividades comerciales diarias.

El terminal Explorer 510 cuesta un poco menos de 2000 $ y pagas una tarifa plana por adelantado de 756 $ para usar las telecomunicaciones por satélite, lo que se factura a 99 céntimos por minuto. Eso significa que también puedo ofrecerte una sesión de consulta estándar en alta mar por 100 $.

El uso de Internet se factura por tramos dependiendo de tu uso de datos. Es muy caro, pero no impagable, y el precio baja mucho a medida que aumenta el volumen de datos. 1 GB cuesta un poco menos de 1000 $ al mes, mientras que una tarifa plana de datos cuesta “solo” 4000 $. Desde 30 GB a 448 kbps, tu velocidad de navegación puede reducirse a 128 kbps.

Esto sigue siendo una buena inversión para travesías oceánicas que duren varias semanas, incluso si eso significa que solo puedes trabajar de vez en cuando. Sin embargo, no debemos olvidar el aspecto de la seguridad y la moral de la tripulación; charlar con tu familia en medio del Atlántico o llamar al equipo de rescate puede ser crucial. Y las últimas actualizaciones meteorológicas reducen en gran medida el tiempo de viaje del SY Staatenlos.

La vida en esta hamaca libre de impuestos requiere Internet para poder proseguir

Como la salud y la seguridad son de nuestras principales preocupaciones, el SY Staatenlos está equipado con un bote salvavidas y un sistema EPIRB-RLS (Emergency Position-Indicating Radio Beacon, Radiobaliza de Localización de Siniestros) para el seguimiento mundial en una emergencia, a pesar de que este equipo no es un requisito para los barcos de su tamaño.

Cuando decimos «emergencias», solo estamos hablando de volcar, porque los catamaranes son prácticamente inhundibles. De todas formas, incluso volcar es muy poco probable con catamaranes de agua azul más grandes; sería muy mala suerte en mares tormentosos con olas bajas de al menos 10 m o un completo descuido cuando se navega en condiciones de viento racheado. Incluso en ese caso, puedes permanecer en los cascos hasta que seas rescatado, justo al revés (cada cabina tiene una escotilla de emergencia, lo que permite escapar hacia abajo… ¡o hacia arriba!)

Como nuestro barco está equipado con un Sistema AIS (Automatic Identification System, Sistema de Identificación Automática), podemos avisar a otros barcos sobre nuestra propia ruta y recibir avisos de ellos. Esto también significa que nuestra ubicación puede ser vista a través de páginas web de seguimiento comunes, como VesselFinder y MarineTraffic.

Sin embargo, nuestro rastreador Yellowbrick es más preciso y fiable, ya que revela nuestra ubicación satelital actual, la velocidad y más intervalos libremente seleccionados (por lo general 1 hora para nosotros). Es mucho más fácil de manejar que el terminal BGAN y puede incluso enviar e-mails a través de la red de satélites Iridium si es necesario, con una duración de la batería bastante mayor.

Además del receptor y transmisor AIS, también hemos mejorado el mástil con un nuevo radar Raymarine Quantum Doppler, lo que nos permite detectar objetos extraños a una distancia de hasta 45 km, alertándonos de inmediato si otras embarcaciones se acercan a nuestro radio inmediato.

No hay nada como una vigilancia nocturna; es muy relajante navegar bajo el cielo estrellado del Atlántico.

Nuestra cámara de imágenes térmicas FLIR emite luz incluso en las noches más oscuras y detecta de manera fiable los objetos en un radio de 2 km; puede ser un verdadero salvavidas, en especial si alguien se cae por la borda durante la noche. Pero esto nunca debería de llegar a pasar, porque llevamos chalecos salvavidas de buena calidad con arneses sujetos al barco.

Con la cámara térmica FLIR, la navegación nocturna es más fácil en combinación con el radar

Nuestro bote Highfield no es ningún un juguete; está ligeramente dominado con un motor de 20 HP, pero es esencial para nuestra autosuficiencia. Unido al pescante en la popa del barco, nos conecta con el mundo exterior cuando echamos el ancla y ya ha transportado toneladas de alimentos, diésel y personas.

Nuestro bote después de un viaje de compras en Novalja, Croacia

También aseguraría nuestra supervivencia en océano abierto, pero eso no significa que no podamos usarlo para cosas más divertidas, como el esquí acuático.

Sí, también navegamos por la noche. Y viendo películas proyectadas en la génova, hacer vigilancia nocturna nunca es aburrido…

Nuestros aparatos

No os vamos a mentir, el SY Staatenlos es también un barco de placer… Mientras navegamos alrededor del mundo, podemos explorar innumerables hermosas bahías e interesantes ciudades. Si alguna vez echamos el ancla y nos aburrimos, el entretenimiento está a solo unos metros, ya que se puede descubrir todo un mundo de posibilidades en el agua.

Solo una pequeña imagen de nuestros juguetes…

Mi aparato favorito es mi scooter submarino Hoverstark Aquajet, que he apodado “Manta” debido a lo que parece. A medida que se mueve a través de sus 3 marchas, alcanza una velocidad máxima de 10 km/h y puede sumergirse a una profundidad de 30 m. Lo uso sobre todo para hacer snorkel; una carga de batería dura hasta 2 horas y me permite cubrir fácilmente distancias que nunca podría hacer nadando. Si te gusta el snorkel, tenemos varias máscaras normales y de cara completa a bordo.

Christoph en acción con su “Manta”

Si alguna vez queremos explorar las profundidades del mar, nuestro dron submarino FyFish V6 es de gran ayuda. Al igual que un dron volador, nuestro dron submarino está conectado a un cable y se puede mover con flexibilidad a través del océano hasta una profundidad de 100 m, lo que permite explorar todo con una luz y una buena cámara.

Durante una prueba de penetración en Croacia, bajamos hasta el fondo del mar a una profundidad de 80 m en las áridas aguas del mar Adriático. Esperamos tener muchas nuevas aventuras con el FyFish en aguas tropicales con muchos arrecifes.

El dron submarino FyFish V6

Además del dron submarino, también tenemos dos drones voladores a bordo, que toman magníficas fotos aéreas del SY Staatenlos. El primer dron es un pequeño DJI Mavic Air 2, y el segundo es un gran Swellpro Splashdrone 2+ que puede aterrizar en el agua y tomar fotos a una profundidad de hasta 30 cm. Puede incluso volar y grabar con seguridad bajo la lluvia y con fuertes vientos.

Otra imagen tomada con dron – aquí en el cañón del río Zrmanja cerca de Zadar, Croacia

Si lo tuyo son los deportes acuáticos, tenemos una tabla de paddle surf hinchable que se ha utilizado para explorar muchas calas y que también se puede utilizar como kayak.

El flotador en forma de flamenco rosa casi se ha convertido en la mascota de Staatenlos; es el único lugar a bordo donde se permite fumar (atado en el agua con una correa). También es un gran lugar para llevar a cabo nuestras sesiones de consulta. Una isla más grande para fiesta de flamencos para 6 personas ya está esperando a sus primeros usuarios.

El flamenco rosa, nuestra cuasi-mascota

No hace falta decir que queremos que nuestros huéspedes estén totalmente entretenidos a bordo, y esto suele estar garantizado gracias a nuestra buena conexión a Internet y al suministro eléctrico.

Tenemos una buena selección de juegos de mesa, como Catan, así como ajedrez, póquer y una colección cada vez mayor de literatura a bordo. También se puede pasar el tiempo viendo películas, vídeos de YouTube o series de Netflix en nuestro proyector Nebula Pro, que genera una imagen bastante nítida en casi todas partes a bordo; incluso hemos visto películas en las paredes del puerto y en nuestra vela génova cuando hay poco viento. Y si prefieres ponerte a trabajar en serio, tienes oportunidades más que suficientes con nuestra impresora/escáner móvil, un micrófono de radio profesional y tus propios dispositivos.

La mesa cargada de juguetes justo antes de emprender nuestro viaje inaugural

Nuestra tripulación

El único miembro permanente de la tripulación a bordo del SY Staatenlos es nuestro patrón Janosch, o “Josh” para abreviar. Josh salió de Alemania para siempre a la edad de 18 años y ha estado acumulando millas náuticas desde 2012, cuando navegó al Caribe a través del Atlántico en un pequeño barco de acero. Tras haber vivido en Venezuela, Colombia y Panamá durante muchos años, Josh conoce la región entre las islas de San Blas y Cartagena, donde operaba barcos de alquiler y buques de transporte en la ruta habitual de mochileros de Panamá a Colombia.

Josh usando la “Manta” grabado por nuestro dron submarino FyFish

En 2019, Josh hizo unas prácticas en Librestado en Medellín, Colombia, y en seguida quedamos fascinados por su pasión por la vela. Menos de un año después, tras una breve reunión y dos semanas de prueba en Croacia, fue nombrado capitán del SY Staatenlos.

Cada minuto que pasas a bordo del catamarán con Josh, se puede ver lo comprometido que está de cuidarlo; no podría pedirse un patrón mejor. Josh también es un chef excelente cuando se trata de cocina asiática, y lleva a cabo él mismo casi todas las reparaciones.

Josh conduce el bote en la Playa de los Genoveses en Almería, España

El SY Staatenlos es propiedad de Christoph quien fundó Staatenlos.ch (el Librestado alemán) y a quien siempre le ha fascinado la idea de explorar el mundo y sus océanos desde que empezó a devorar atlas y enciclopedias cuando era niño.

Desde 2015 hasta el principio del 2020, ha viajado a 160 países, incluyendo varios destinos lejanos a los que solo podía llegar en barco, como la Antártida, las Islas Galápagos o incluso las Islas Pitcairn. Su sueño de visitar todos los países del mundo a la edad de 30 años se detuvo de manera abrupta en marzo de 2020 tras el brote de COVID-1984, pero sus ambiciones siguen ahí, no se ha rendido.

Christoph con su flamenco

Siempre le ha atraído la idea de navegar, pero solo con las comodidades de un propietario que puede confiar es su equipo experto mientras se concentra en docenas de otros proyectos de negocios. Nunca ha estado interesado en ser un miembro regular de la tripulación de un barco ajeno; incluso hizo su primer curso de vela en Grecia en junio de 2017.

Le gusta ensuciarse las manos en su propio barco, y ahora tiene el permiso de navegación en alta mar con miles de millas náuticas tras de él.

Christoph a bordo cocinando una pizza

En realidad, solo había pensado en conseguir un multicasco, en parte porque soy un tipo bastante larguirucho (2 metros), por lo que el Lagoon 380 es el barco perfecto para él. Es lo suficientemente grande para que pueda navegar con todas las comodidades modernas que un joven necesita, pero lo suficientemente pequeño para poder comprarlo con bastante rapidez.

Está seguro de que no será su último barco; ya se ha fijado en un trimarán eléctrico de aluminio más grande y por completo autosuficiente que podría llegar incluso a las regiones polares más remotas; pero hasta entonces todavía le quedan un montón de millas náuticas que cubrir en el SY Staatenlos.

La perfecta casa nueva – escapando de los confinamientos

A largo plazo, Christoph no quiere pasar todo el año en el SY Staatenlos, sino alrededor de 4 meses al año. Pero debido a la falta de alternativas en el periodo COVID-1984, podría tener que pasar más tiempo a bordo.

Está más interesado en explorar regiones remotas e islas que son casi imposibles de alcanzar por medios convencionales.

Pero el catamarán no es solo un vulgar juguete; es una inversión para su futuro, ya que el barco puede ser alquilado a su comunidad global de empresarios e inversores online, que pueden explorar el mundo con el patrón Josh. Ven y únete a nosotros a bordo…

Josh con nuestro equipo visitando la isla de La Graciosa en las Canarias, noviembre de 2020

El SY Staatenlos también cuenta con el apoyo de otros miembros de la tripulación durante sus viajes. A menudo anunciamos vacantes a través de grupos de vela online populares, como “Hand gegen Koje”, y sus miembros puede echarnos una mano durante unos días o semanas cuando sea necesario. Esto ha llevado incluso a algunas amistades duraderas.

Sin embargo, no aceptamos solicitudes para miembros permanentes de la tripulación. En aguas costeras, Josh y su novia son perfectamente capaces de garantizar la seguridad y la comodidad de nuestros huéspedes. Después de todo, queremos proporcionar a nuestros huéspedes el mayor espacio posible.

Casi nunca estamos solos a bordo del SY Staatenlos – aquí en Brac, Croacia

Nuestra elección de bandera

Además de las velas anarcocapitalistas, el SY Staatenlos tiene una amplia gama de banderas que simbolizan nuestra libertad. La esvástica negra sobre un fondo rojo y amarillo no nos identifica como nazis; es el símbolo nacional de la cultura Guna Yala que tanto admiramos (las islas de San Blas en Panamá serán nuestro refugio caribeño durante la temporada de huracanes).

De acuerdo con nuestras velas, solemos ondear una bandera de Gadsden negra y amarilla con una serpiente o una bandera pirata Jolly Roger con una calavera. Por cierto, cada cabina también cuenta con toallas “Don’t Tread on Me” (“No Me Pisotees”).

No, no es un símbolo nazi – sino la bandera de la tribu indígena Kuna Yala en San Blas, Panamá

En esta sección en realidad queremos hablar de nuestro permiso de navegación, y ahí es donde entra en juego la Teoría de las Banderas.

El SY Staatenlos está registrado en el estado norteamericano de Delaware, pero esta no es la única razón por la que nos gusta la bandera azul de Delaware con el lema “Liberty and Independence” (“Libertad e Independencia”); también tiene muchas otras ventajas.

Nuestras banderas navegando en el lago Novigrad en Croacia

La bandera de Delaware no es particularmente prestigiosa y puede incluso causar algún problema a la hora de obtener la autorización en algunos países, pero fue la solución más fácil y rápida para nuestro proyecto.

Después de todo, se puede registrar una sociedad LLC de Delaware que sea propietaria del SY Staatenlos en tan solo un día, y el proceso de registro simplificado solo requiere 5 días hábiles.

Tienes que pagar un poco menos de 800 $ por 3 años de registro del barco, incluyendo un MMSI (Maritime Mobile Service Identity, Número de Identificación del Servicio Móvil Marítimo) -distintivo de llamada-, y el papeleo se reduce al mínimo.

En muchos otros países, el proceso de autorización en mucho más complejo y costoso. Delaware puede causar a veces algunas situaciones indeseadas, ya que no tiene su propio registro marítimo y algunas autoridades extranjeras (con razón) se niegan a reconocerlo como un Estado.

Sin embargo, también debemos recordar que no hay formas jurídicas para todo Estados Unidos; cada estado tiene sus propias formas jurídicas. En Delaware, los permisos de navegación son expedidos por el Department of Wildlife & Fisheries (Departamento de Vida Silvestre y Pesca), pero esto nunca ha supuesto ningún problema para nosotros, ni siquiera en la estricta Europa.

Gadsden y Jolly Roger juntas – lo que el SY Staatenlos necesita

¿Y por qué no queríamos una bandera de la UE, como la sencilla bandera de Alemania? La respuesta es bastante simple: el IVA.

No se ha pagado IVA en casi todos los barcos antiguos en Croacia, ya que el país se unión a la Unión Europea en la última década. Cuando se compran barcos de segunda mano allí, el comprador por lo general no tiene que pagar IVA, pero depende de si el IVA ha sido pagado alguna vez en por el barco en cuestión.

Si no se ha pagado el IVA por el barco, tienes dos opciones: o bien puedes exportar el barco justo después de haber obtenido el permiso, importarlo al país de la UE deseado y luego pagar el IVA (Alemania es incluso el mejor país europeo en ese sentido, con una tasa de solo el 16%); o bien puedes declarar una “importación temporal en la UE”.

Si te decantas por la segunda opción, un barco en el que no se ha pagado el IVA puede permanecer en aguas de la UE hasta 18 meses bajo ciertas condiciones; según nuestra experiencia, las condiciones son interpretadas de manera mucho más laxa de lo que estipula la ley.

Durante este periodo, no se permite trabajar en el barco y solo el propietario puede estar a bordo con su familia, siempre que residan de manera oficial fuera de la UE. Ese es el caso de Christoph, ya que su residencia oficial está en Paraguay.

Y ya que de todos modos estábamos planeando sacar el SY Staatenlos del Mediterráneo y de la UE, la importación temporal era la única opción para nosotros.

Si un barco en el que no se ha pagado IVA llevase una bandera de la EU, el país respectivo reclamaría el barco y exigiría el pago del impuesto. Podríamos cambiar nuestra bandera a un país de la UE una vez hayamos llegado a las Islas Canarias (con su propio sistema de IVA reducido), pero no estamos pensando en hacerlo por ahora.

Después de todo, las formalidades de autorización suelen ser menos estresantes en países no europeos y los registros de Delaware son bastante comunes, en especial en el Caribe.

Con el ancla echada en la costa de Tramuntana de Mallorca

Nuestra ruta hasta ahora

Con su anterior propietario, el SY Staatenlos era un catamarán de alquiler frente a la costa de Croacia. Ya ha cubierto 4000 millas náuticas a través del Mediterráneo y a través del Atlántico durante un periodo de seis meses. Cuando atracamos en Montenegro, nuestro barco estaba equipado un dispositivo satelital Yellowbrick, lo que significa que puede ser rastreado en intervalos cada hora.

Puedes probarlo en este enlace: https://my.yb.tl/sailstaatenlos

Christoph informa a menudo sobre el itinerario del SY Staatenlos en inglés en su blog personal de viajes. Aquí hay algunos enlaces a los posts en orden cronológico:

Hasta el 5 de julio: Compra, exportación y reimportación del SY Staatenlos de Split a Tribunj

5-25 de julio: Modificaciones y reparaciones en Tribunj y Sibenik

25-27 de julio: Sibenik-Bisevo-Vis-Hvar-Lastovo:

27 de julio- 1 de agosto: Lastovo-Mljet-Korcula-Makarska-Brac-Trogir

1-6 de agosto: Trogir-Kornati-Dugi Otok-Mali Losinj-Novalja

6-9 de agosto: Novalja-Rab-Velebit-Zrce

10-13 de agosto: Zrce-Zrmanja Canyon-Vir-Zadar

13-24 de agosto: Zadar-Sibenik-Dubrovnik (actualización)

24-29 de Agosto: Dubrovnik-Porto Montenegro

29 de agosto- 4 de septiembre: Porto Montenegro-Kotor-Budva-Porto Montenegro

4-17 de septiembre: Modificaciones en Porto Montenegro

17 de septiembre- 8 de octubre: Montenegro-Mallorca, España

8-12 de octubre: Palma-Fornells-Soller-Paguera-Palma

12-19 de octubre: Palma-Ibiza-Formentera

19-23 de octubre: Formentera-Playa de los Genoveses-Almería-Benalmádena

23-29 de octubre: Puerto Deportivo de Benalmádena/Exploración por Andalucía

29 de octubre- 3 de noviembre: Benalmádena-Gibraltar-La Graciosa/Lanzarote

3-18 de noviembre: Esperando un motor nuevo en Puerto Calero, Lanzarote

18-30 de noviembre: Esperando otro motor nuevo en Las Palmas, Gran Canaria

Los delfines son nuestros compañeros constantes

¿Te apetece una Aventura? Nuestros próximos destinos

El SY Staatenlos tiene la capacidad de navegar alrededor del mundo, y es justo eso lo que queremos hacer en los próximos años. Echa un vistazo a los próximos destinos en nuestro radar para averiguar cuándo y dónde podrías navegar con nosotros:

Noviembre de 2020: Islas Canarias, España

Diciembre de 2020: Gambia and Cabo Verde

Enero de 2021: Cabo Verde y cruzar a Brasil

De febrero a junio de 2021: Exploración por Brasil, después abierto a los huéspedes para el chárter en Angra dos Reis/Ilha Grande

De junio a julio de 2021: cruzar de Brasil a Panamá, exploración por Suriname / Guyana

De julio a noviembre de 2021: abierto a los huéspedes en Panamá / Colombia

Desde noviembre de 2021: exploración de las Antillas Menores y Mayores

A veces también exploramos tierra firme – como aquí con un coche descapotable en Benalmádena, Andalucía

Anunciaremos más detalles con unos meses de antelación a través de los canales habituales. Solo se puede navegar en el SY Staatenlos con el patrón Josh. Se puede alquilar todo el barco o una sola cabina. Sobre todo, estamos buscando ofrecer trabajos a bordo con varios miembros de Staatenlos. Sin embargo, nuestro barco también es el espacio ideal para retiros de yoga y seminarios especializados en grupos pequeños.

Para llegar a La Graciosa en las Islas Canarias, es mejor tener tu propio barco

El Lagoon 380 ha sido autorizado para un máximo de 11 personas. Hay dos espaciosas cabinas dobles en medio del barco; incluso puedes usar la cabina más amplia de Christoph en la popa si no se encuentra a bordo.

También hay dos literas en la proa, a las que solo se puede acceder a través de las escotillas; estas se utilizan por lo general como espacio de almacenamiento, pero se puede convertir en un lugar para dormir adicional para una persona. La mesa en el salón también se puede convertir en una cama doble.

Por supuesto, si quieres puedes dormir fuera en el trapecio o debajo del toldo bimini. De hecho, incluso podrías encontrarlo más agradable; en especial cuando hace calor. Todos nuestros huéspedes comparten dos baños y todo el equipamiento ya mencionado.

¡Staatenlos Sailing te está esperando!

Si te apetece ver el SY Staatenlos en acción, encontrarás las últimas noticias en nuestro grupo de Telegram feed y  Facebook; e incluso te puedes suscribir a nuestro newsletter. Os informaremos tan pronto como puedas unirte a nosotros a bordo.

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down