Seguro que has oído hablar del tema de las empresas en Irlanda, durante cierto estuvo en el centro de atención de los diarios cómo Google y Apple han usado complicados modelos de elusión de impuestos en la UE. Han aprovechado legalmente el sistema tributario irlandés y las numerosas peculiaridades del complejo derecho de sociedades de allí para reducir eficazmente la carga fiscal para su empresa en Europa.

Aunque modelos como el Double Irish Dutch Sandwich (sandwich doble irlandés-holandés, en referencia a la fiscalidad en ambos países) han sido muy interesantes, también para compañías medianas, a la hora de la verdad, sin embargo, estas apenas las usaron. Fundar una empresa en Irlanda no era fácil y los costes eran demasiado elevados.

Pero los tiempos cambian. El “sándwich doble irlandés-holandés” tiene ya fecha de caducidad, sólo podrán aprovecharlo hasta el 2019 aquellas empresas que hayan construido a tiempo las estructuras necesarias.

Por supuesto Irlanda no permanecerá pasiva ante esto. Dada la próxima salida de la UE de la isla vecina, la isla de verdes praderas ve mucho potencial en desbancar a Gran Bretaña en lo que a la creación de empresas se refiere.

El Brexit podría tener como consecuencia la pronta desaparición de algunas de las ventajas que todavía tienen las Limiteds inglesas, como por ejemplo el generoso régimen especial de pequeños empresarios que les permite no tener que incluir el IVA en sus facturas siempre y cuando su facturación esté por debajo de los 100.000 euros anuales (aunque también traerá algunas ventajas para las LTDs inglesas, sobre las que puedes en nuestro artículo “montar una empresa en Reino Unido“).

Por qué las Limiteds irlandesas pronto podrían ser superiores a las del Reino Unido

Irlanda parece querer aprovechar los posibles huecos que deje la salida de Reino Unido de la UE y tiene cada vez más en cuenta a las pequeñas empresas. La reforma más reciente del derecho de sociedades irlandés apunta claramente en esta dirección.

Gran Bretaña, que ha sugerido querer aplicar impuestos a las empresas del 10% (maniobra que más bien parecen querer usar como instrumento de presión en las negociaciones con la UE), sigue siendo atractiva, aunque para otros fines.

Reino Unido parece querer eliminar cualquier tipo de anonimidad en la fundación de empresas mediante su Registro de transparencia. Para ello se está constituyendo un registro de personas autorizadas que convierte en inútiles cualquier tipo de estructuras de fideicomiso en suelo inglés. Ya casi no será posible actuar de manera anónima con una Limited inglesa. La única opción será la operación mediante empresas pantalla con participaciones por debajo del 25%. Sólo este tipo de participaciones estarán exentas hacerse públicas.

No es de sorprender que Irlanda haya visto llegada su oportunidad y espere desbancar al Reino Unido como lugar en el que constituir tu Ltd. Porque mientras Irlanda sea miembro de la UE, las sociedades irlandesas podrán seguir siendo registradas en el registro mercantil de cualquier país de la Unión con total capacidad jurídica (naturalmente, pagando los impuestos del lugar desde el que se dirija).

La reforma de la ley de sociedades en Irlanda también ha hecho mucho más atractiva la creación de filiales para disfrutar en Irlanda de una baja carga fiscal de solo el 12,5%.

Para nómadas digitales y otros emprendedores que no estén atados a ningún lugar físico, Irlanda también podría convertirse en una gran alternativa, ya que la reforma disminuye enormemente los costes de constitución y administración de una Limited irlandesa.

No tener lugar de residencia fijo podría tener sólo un problema: según el artículo 137 de los Company Acts las empresas irlandesas necesitan un gerente que tenga su residencia en el Espacio Económico Europeo. Aunque de todos modos en el caso de personas sin lugar de residencia normalmente se da por hecho que siguen teniendo su lugar de residencia en el país de su nacionalidad (es el factor determinante en ese caso). Si esto no funcionase ha de adquirirse un bono de aproximadamente 2.000 euros, que cubre los riesgos de responsabilidad.

La Limited irlandesa al detalle

Con la última reforma Irlanda se orienta en el derecho inglés de los viejos, buenos tiempos. El reglamento es sencillas de seguir: con dedicar 10 minutos al año a las autoridades irlandesas suele ser suficiente.

Entre las reformas más importantes se encuentra la disminución de dos a uno los directores necesarios para llevar una Ltd irlandesa. A diferencia de lo que ocurre en el Reino Unido, no hay ningún Registro de Autorizados Económicos, de modo que si se emplean fiduciarios en la creación de una Limited irlandesa podrías permanecer anónimo.

Como ocurre con las Ltds británicas, en las Privated Limited Company, empresas de responsabilidad limitada, no existe un mínimo en el capital que se debe aportar. Se trata de una persona jurídica comparable a una S.L. que no precisa de una aportación mínima de 6.000 euros a la creación y puede actuar legalmente en España.

En el caso de Limiteds irlandesas que paguen sus impuestos de sociedades en Irlanda, disfrutarán de una de las tasas más bajas dentro de la UE, un 12,5%. De hecho, en Irlanda los pequeños empresarios disfrutan de una regulación bastante generosa. Dicha regulación permite disfrutar de las ventajas de tener un número de identificación fiscal irlandes sin por ello tener que retener el IVA del 23% siempre y cuando la facturación no supere los 37.500 euros en el caso de empresas de servicios y 75.000 para comerciantes.

Las auditorías solo son obligatorias para empresas grandes (con más de 50 empleados, un balance final por encima de los 3,65 millones o con una cifra anual de negocios de más de 7,3 millones de euros). Las empresas pequeñas solo tendrán que someterse a auditorías en caso de que el balance anual se entregue con gran retraso.

La contabilidad tiene que llevarse al día y ha de concluir con un balance anual único. Además, tras la fundación de una Limited irlandesa habrá que presentar un balance de apertura. Adicionalmente, 6 meses después de la apertura de la empresa deberá hacerse entrega del Annual Returns anual. Se trata simplemente de una señal de vida de la Limited, en la que se incluyen informaciones sobre los propietarios actuales y el objeto de la empresa. Tener un asesor fiscal irlandés te permitirá reducir la burocracia al mínimo.

Todo esto, combinado con los asequibles costes de fundación actuales (aproximadamente 800 euros) y la total anonimidad (150 euros para el uso de un fiduciario), hace que Irlanda sea interesante precisamente para pequeños autónomos y autónomos sin residencia permanente que quieren minimizar su riesgo a través de una empresa de responsabilidad limitada.

Por último no deberíamos olvidar que Irlanda se encuentra en la vanguardia de las nuevas tecnologías Fin-Tech (tecnología aplicada a las finanzas), que simplifican tremendamente las transacciones bancarias y de pago, especialmente las de empresas pequeñas. Así, por ejemplo, una Limited irlandesa puede obtener con gran facilidad una cuenta de empresa SEPA con el proveedor de servicios Paywithfire, altamente recomendable. Las Ltd irlandesas también permiten contratar y usar sin problemas Paypal, Stripe y cuentas en bancos normales.

Creación de una Limited irlandesa desde España

La creación de una Limited irlandesa por una empresa o persona residente en España es perfectamente posible. En este tipo de sociedades se aplican las mismas condiciones que para las Limiteds británicas. Ambas formas de sociedad tienen capacidad jurídica total en España.

Sí tendrás que poder probar que la empresa irlandesa desarrolla su trabajo desde la isla, ya que de lo contrario Hacienda podría considerar que en realidad la sociedad es residente en España y por lo tanto debe pagar sus impuestos allí.

No es fácil abrir cuentas bancarias en Irlanda desde España, pero puede ser útil tener una cuenta fuera de España para impedir el acceso directo de la Administración española a tu dinero.

Costes de una limited irlandesa

A través de los despachos asociados de Librestado puedes montar tu Limited en Irlanda económicamente. Eso sí, si vas a Irlanda y haces allí directamente los trámites podrás conseguir mejores precios.

Para pagar tus impuestos en Irlanda (ideal para nómadas digitales, y también para empresas más grandes o holdings) tendrás que contar con unos gastos para la fundación de tu empresa de aproximadamente 800 euros, que ya incluyen la Registered Office (295 euros), el Secretary y todos los recordatorios (165 euros al año). Por 150 euros más puedes contratar un fiduciario para anonimizar el proceso.

Irlanda compite con muchas otras jurisdicciones de dentro y fuera de la UE. Sin embargo, sus características legales la convierten en un lugar interesante también para pequeños empresarios que siguen teniendo su residencia en España. Incluso sin tener en cuenta las ventajas fiscales, las empresas irlandesas ya tienen muchas ventajas, tales como sus ventajosas reglas de sociedades (propicias para construir un holding), la limitación de responsabilidad, anonimidad etc.

Para nómadas digitales y personas sin residencia fija que necesitan un tipo de sociedad con buena reputación y posibilidades de cobro y pago ventajosas dentro de la UE, Irlanda puede ser una elección especialmente buena. Hasta una facturación de 37.500 euros no tendrán que cargar y retener IVA y solo pagarán un 12,5% de impuestos sobre unos beneficios fácilmente reducibles (las opciones para deducir gastos son amplias).

Así, Irlanda compite con otros países de los que pronto hablaremos en Librestado, tales como Chipre, Estonia con su particular forma de impuestos, y con otros Estados, sobre todo del este de Europa.

Con todo, los numerosos convenios de doble imposición y facilidades a los holding convierten Irlanda en una buena elección para sociedades matriz y modelos de elusión fiscal (legal).

 


Liberarte del peso del Estado, en Librestado te mostramos cómo.

Apúntame a los contenidos

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down