Costa en Chipre

En el artículo de hoy vamos a analizar las ventajas de residir o montar una empresa en Chipre, además de los gastos de todo ello, de forma que puedas valorar si el traslado de tu residencia o la constitución de una empresa allí podría tener sentido para ti o tu negocio.

También hablaremos sobre la posibilidad de usar el sistema bancario chipriota e incluso de conseguir legalmente un segundo pasaporte allí.

Chipre es una isla con un pasado que no siempre ha sido bueno. Marcada por el conflicto entre Turquía y Grecia, que acabó partiendo la isla en dos, vivió en 2013 una fuerte crisis que la volvió a llevar a primera página de los noticieros.

Los ciudadanos chipriotas e inversores extranjeros (sobre todo rusos) perdieron de la noche a la mañana enormes sumas de dinero del capital que tenían allí guardado. El Estado que había caído en la bancarrota les expropió para sobrevivir.

Sin duda, lo que sucedió allí volverá a suceder, solo queda esperar para ver cuál es el próximo país en caer, si Grecia, Italia, Portugal, España o Francia.

De hecho, incluso podría ocurrir en Alemania, país que para muchos es todo un ejemplo de seriedad y bien hacer (nada más lejos de la realidad, al menos en lo que se refiere a la salud financiera del Estado). Allí los preparativos legales que permiten expropiar a los ahorradores ya están muy avanzados.

[Para aquellos que se preguntan qué se puede hacer ante esta situación: la única solución es tener el dinero fuera del país cuando esto ocurre. Pronto publicaremos un artículo sobre cómo abrir una cuenta en un banco offshore, bien lejos del alcance del derrochador papá Estado. Apúntate aquí para suscribirte y recibir un aviso cuando llegue el momento.]

Actualmente la situación financiera de Chipre ha mejorado mucho aunque, por supuesto, sigue teniendo mala imagen y para pocos es la primera opción dentro de la Unión Europea. A primera vista, proponer Chipre como lugar para montar la empresa o depositar los ahorros no parece muy buena idea.

Sin embargo, quizás justamente por eso, resulta ser lo contrario. El Estado Chipriota se ha esforzado al máximo por convertir el país en un lugar atractivo para emprendedores, ahorradores e inversores y ha convertido Chipre en un Estado de grandes oportunidades.

Si buscas un lugar en el que residir en la Unión Europea o quieres ahorrar impuestos a tu empresa, Chipre puede ser una gran opción para ti.

Razones que hacen interesante residir y/o constituir una empresa en Chipre

Como decíamos antes, el gobierno chipriota es consciente de su mala fama y de la poca confianza en la banca local, con el consecuente peligro que esto supone para el país, dependiente en gran medida de los servicios financieros.

Pero al contrario de lo que a menudo ocurre en otros Estados, ellos no han permanecido ociosos. En lugar de seguir como estaban han decidido crear las condiciones adecuadas para atraer a emprendedores de éxito al país, lo cual indirectamente también beneficiará a la banca local.

Hasta hace poco tiempo no era especialmente atractivo emigrar a Chipre ni tener una empresa allí. La tributación de intereses y dividendos era elevada, sin contar el impuesto sobre la renta. Para los empresarios y los autónomos con ingresos extranjeros Chipre era ciertamente más atractivo que los Estados continentales de alta presión fiscal, pero estaba muy por debajo de los Estados europeos non-dom clásicos, como Malta, Irlanda o Reino Unido.

El que buscaba un lugar para ahorrar impuestos en el Mediterráneo se iba a Malta.

En cierto modo, Malta era el polo opuesto de Chipre. Esta isla considerablemente más pequeña también vive mayormente de los servicios financieros, pero, al contrario de Chipre, tiene un sector financiero mucho más sólido y con más liquidez.

Además, como país non-dom clásico, Malta ha sido desde siempre un destino de inmigración apreciado por empresarios y pensionistas solventes, que valoran las ventajas de una vida casi libre de impuestos, en un país soleado y bien comunicado con todas las partes de Europa.

Así, Chipre hizo aquello que muchos más países deberían hacer: copiar las regulaciones especiales de otros Estados que funcionan y atraían capital, adaptándolas a las propias necesidades.

Chipre fue, al igual que Malta, una colonia británica que se independizó en 1960, cuatro años antes que Malta.

Debido al pasado británico y a la influencia del derecho anglosajón en el sistema jurídico, pareció natural introducir un sistema non-dom similar, como el que existe en Reino Unido.

Para el que no lo ha oído todavía, solo los extranjeros pueden ser residentes non-dom. Como podrás leer a continuación, el estatus non-dom de Chipre se diferencia claramente del de Malta, Irlanda o Reino Unido.

La residencia en Chipre – ahorrando impuestos como non-dom en Chipre

El sistema non-dom en Chipre fue introducido a mediados de 2015. Aún es relativamente desconocido, algo que seguramente cambiará pronto. Pues las ventajas son enormes y, en determinadas condiciones, dejan a Malta en un segundo plano.

Los sistemas non-dom clásicos incluyen la llamada cláusula de transferencia (remittance base). Esto significa que los ingresos obtenidos en el extranjero estarán libres de impuestos siempre que no se lleven al país.

Si los ingresos extranjeros se transfieren a una cuenta nacional, deberán tributar con los tipos habituales del impuesto sobre la renta. Pero mientras el dinero sea gestionado en cuentas fuera del país, seguirá estando exento de impuestos. Desde allí también se puede retirar dinero dentro del país libre de impuestos mediante tarjeta de crédito.

Por lo general, siempre se tributa algo de dinero, porque se necesita una cuenta dentro del país para abonar las contribuciones a la seguridad social, alquileres u otros contratos.

Sin embargo, los sistemas non-dom clásicos perjudican con sus condiciones al sector financiero de sus países. Los chipriotas, en cambio, no cometen ese error con su sistema non-dom adaptado.

Chipre no establece una exención fiscal general sobre los ingresos extranjeros. Por lo tanto, no es relevante si los ingresos obtenidos en el extranjero son transferidos al país o no. Lo que sí que hace es eximir de impuestos a ciertas formas de ingresos extranjeros, sin importar lo que se hace luego con ellos.

En concreto, el sistema non-dom funciona en Chipre de manera tal que, durante 17 años en total después de haber inmigrado al país, todos los dividendos y réditos, tanto nacionales como del extranjero, están libres de impuestos.

Después de 17 años, ya se está “domiciliado” en Chipre y solo se puede volver a obtener el estatus de non-dom (no domiciliado) abandonando el país durante al menos tres años.

No hay duda de que el programa non-dom de Chipre está estructurado de forma más inteligente desde una perspectiva económica. Así, los servicios financieros nacionales también pueden beneficiarse cuando inversores y empresarios solventes se instalan en el país y dejan o invierten allí su dinero libre de impuestos.

Esto no significa que si vas a Chipre estés obligado a tener el dinero allí, sigues teniendo la posibilidad de mantener cuentas y depósitos en el extranjero, cuyos dividendos y réditos también están libres de impuestos.

Así también los más escépticos respecto a la solvencia y estabilidad del sistema bancario o del mismo Estado chipriota pueden ir allí sin problemas.

Además de la exención fiscal sobre intereses y dividendos dentro del país y en el extranjero, existe una serie de ventajas adicionales que hablan a favor de residir en Chipre.

El país no tiene leyes tributarias internacionales, por lo que los ingresos obtenidos en el extranjero se pueden transferir sin complicaciones. Si bien aún hay que abonar el impuesto de la renta sobre los sueldos, el importe mínimo exento de impuestos se ha estipulado de forma bastante generosa, situándose en 19.000€.

Como non-dom tampoco tendrás que preocuparte por la seguridad social chipriota: con el sueldo máximo libre de impuestos, de 19.000€ anuales, no habrá contribuciones obligatorias adicionales a la seguridad social.

Los tipos impositivos del impuesto sobre la renta se mueven en Chipre en cinco tramos, hasta un máximo del 35% sobre unos ingresos de más de 60.000€. Para los non-dom se aplica un tipo impositivo máximo reducido a la mitad, de solo 17,5% sobre unos ingresos de más de 100.000€ anuales para los primeros cinco años.

De todos modos, el empresario en Chipre no tiene por qué pagarse un sueldo anual superior a los 19.000€.

Al fin y al cabo, puede recibir sus ingresos vías dividendos desde sus empresas en el país o en el extranjero, totalmente libre de impuestos, ya sea de forma mensual, trimestral, semestral o solo una vez al año.

Otra ventaja esencial de trasladar la residencia a Chipre consiste en que el Gobierno no es estricto con la regla de los 183 días.

A menudo, para mantener tu residencia fiscal tienes que pasar como mínimo medio año en el país. La lógica detrás de esto es que si has pasado medio año en un lugar no puedes haber pasado más de medio año en otro lugar.

Los típicos Estados non-dom como Irlanda y Reino Unido tienen esta estancia mínima como requisito para poder disfrutar de las ventajas fiscales de residir allí.

En Chipre no pides tu estatus non-dom aunque pases menos de medio año allí. Deberías estar al menos unas pocas semanas por allí, pero no estás obligado a permanecer en la isla eternamente.

Esto por supuesto, lo convierte en una gran opción para los nómadas digitales y viajeros perpetuos.

Por último, Chipre participa de muchas ventajas de la UE, sin realmente poner en práctica las desventajas. Chipre es muy interesante porque, en general, permite realizar una fusión internacional con ventajas fiscales.

Aunque forma parte de la UE, Chipre no es miembro del espacio Schengen. Esto significa no solo controles fronterizos, sino también que Chipre no está sujeto a la libertad de establecimiento de la UE, lo que ha permitido que este Estado crease sus propias normas de inmigración, que están hábilmente integradas en el sistema non-dom.

Cómo emigrar a Chipre – cómo convertirse en non-dom

Chipre dispone de unas normas de inmigración particulares. En principio, cualquiera que tenga un puesto de trabajo allí puede inmigrar, pero no es esto lo que realmente nos interesa, ya que para aprovechar las ventajas fiscales en Chipre al máximo has de ser emprendedor o autónomo.

Chipre se lo pone muy fácil a los ciudadanos de la UE de estos grupos, simplemente tienen que constituir una sociedad en Chipre (esto ha cambiado desde verano de 2017, ahora ya no es necesaria una sociedad chipriota) y darse de alta como residentes allí. Tendrán que tener una vivienda a su disposición todo el año, incluso si no viven allí.

La inmigración es rápida y poco burocrática. Al contrario de lo que ocurre en Malta, las autoridades no ponen problemas.

Por suerte crear una empresa en Chipre no es para nada una desventaja.

Las empresas chipriotas no solo son interesantes para los que quieren la residencia en Chipre. Si eres emprendedor internacional por internet encontrarás muchas ventajas a este tipo de sociedad, incluso si resides en España u otros países de alta carga fiscal.

Características de la sociedad Limited chipriota

Las empresas en Chipre adoptan la forma de Limiteds, de modo similar a lo que ocurre en Reino Unido y Malta.

Se trata de una sociedad de responsabilidad limitada que en su estructura es muy similar a otras Limited . Eso sí, para montar una empresa en Chipre solo se requiere un capital mínimo de 1€, cantidad que ni siquiera debe desembolsarse forzosamente. Para tener una mejor imagen hacia el exterior es recomendable, sin embargo, elegir un capital de 5.000€, de los cuales tendrás que desembolsar 1.000€.

De entre los Estados de la UE, Chipre goza más bien de escasa reputación. Sin embargo, con una Limited chipriota se pueden realizar negocios en todo el mundo sin complicaciones.

No tendrás problemas para obtener cuentas bancarias de negocios en otros países, ni tampoco para usar servicios de pago como Paypal y Stripe o registrarte en plataformas como Ebay y Amazon.

En general, puedes hacer negocios con empresas de cualquier país, aunque en algunos casos será necesario tener un establecimiento comercial para garantizar la deducción de las facturas.

Estas sucursales no tienen por qué ser claramente empresas independientes, con local propio y trabajadores, sino que por lo general es suficiente con una mesa en una oficina colectiva o coworking, que alquilas a un precio económico.

Por supuesto en Chipre tendrás que llevar y presentar tu contabilidad en Chipre. Asimismo, es obligatorio realizar una revisión anual, una auditoría. Sin embargo, las agencias locales, que de todas formas necesitarás para la gestión de tu Limited en Chipre, suelen encargarse también de esto.

Para aprovechar al máximo las regulaciones especiales del sistema fiscal chipriota es recomendar trabajar con una agencia local.

Aunque a primera vista los impuestos de sociedades de Chipre (de un 12,5%) puedan parecer algo elevados, la cosa cambia tras un segundo vistazo.

En Chipre las autoridades fiscales son muy colaboradoras con el empresario y facilitan enormemente la gestión de los impuestos. No encontrarás en toda la Unión Europea organismos más generosos y flexibles que los chipriotas, al menos en lo que a las deducciones fiscales respecta.

Podrás realizar todo tipo de deducciones que te permitirán reducir al máximo los beneficios tributables. Además, puedes trasladar las pérdidas al futuro.

Una gran ventaja frente a Malta es que no se admite ninguna clase de recargo en los impuestos.

El IVA asciende en Chipre al 19% únicamente. Quien hasta ahora haya tenido problemas para conseguir un número de identificación fiscal europeo puede dejar de buscar, en Chipre lo tiene fácil.

Las Limited chipriotas pueden tramitar rápidamente y sin complicaciones este número y empezar a operar con él. El umbral para el registro obligatorio de IVA se sitúa en Chipre en los 35.000€ de facturación.

Existen otras ventajas fiscales que completan el cuadro general.

Por ejemplo, se pueden recibir en herencia participaciones libres de impuestos. O realizar operaciones en acciones con empresas chipriotas exentas de impuestos. También es interesante la posibilidad de distribuir dividendos libres de impuestos en origen en empresas en terceros estados y, con ello, trasladar beneficios.

Así, se podría combinar una Limited chipriota como filial con un holding offshore en San Vicente y las Granadinas. Esto solo es posible si el holding también paga impuestos. En San Vicente esto es posible, ya que las empresas offshore pueden elegir, en lugar de la exención fiscal, pagar un 1% de impuestos.

En estas circunstancias los dividendos distribuidos a St. Vincent IBC libres de impuestos pueden tributarse allí con un impuesto final del 1%  y utilizarse desde allí como se prefiera.

Todas las posibilidades que ofrecen las Limited chipriotas hacen que para un gran número de autónomos y empresarios con ingresos relativamente elevados sea muy interesante emprender allí.

Eso sí, deberás contar con gastos de unos 4.000€ anuales para su gestión, la contabilidad y el asesoramiento fiscal de la sociedad, gastos que se compensan rápidamente si tienes el correspondiente volumen de ventas.

¿Debería abrir una cuenta bancaria en Chipre y usar el sistema bancario local?

Teniendo en cuenta la historia reciente no es mala idea preguntarte si realmente deberías usar el sistema bancario chipriota y depositar tu dinero o parte de este allí.

En principio, el sistema bancario ya ha pasado por lo peor de su crisis. No se puede decir que se haya convertido en un ejemplo de solidez, pero, por otro lado, la llegada de una nueva crisis que conduzca a expropiaciones es altamente improbable. Con toda probabilidad este tipo de crisis llegará primero a otros Estados.

De todos modos no tiene mucho sentido trasladar todo tu capital a Chipre, sobre todo en el caso de grandes sumas existen otras soluciones mejores y más sólidas en el extranjero. Eso sí, una cuenta de empresa en Chipre puede ser una buena opción para las operaciones con tu empresa local.

No estás obligado a abrir una cuenta en Chipre. Las cuentas extranjeras se permiten de forma expresa para las Limiteds en Chipre, sin duda el gobierno local ha tenido en cuenta los posibles miedos del empresario.

Resumiendo, aunque sea buena idea dejar la mayor parte del capital fuera del país, los bancos chipriotas son una opción para las transacciones y operaciones del día a día.

Las instituciones financieras locales se esfuerzan por recuperar la confianza de sus clientes y ofrecen buenos servicios con comisiones y tasas bajas. Al contrario de lo que ocurre en los bancos offshore, en los cuales las tasas y comisiones suelen ser muy altas, en Chipre podrás realizar transferencias gratuitas dentro del espacio europeo SEPA y a coste relativamente bajo si son internacionales.

La banca en Chipre es digital y moderna, ofrecen muchos productos financieros y los empleados suelen hablar varios idiomas. Para abrir una cuenta in situ no necesitarás mucho papeleo ni un depósito de dinero elevado. Eso sí, al igual que ocurre en el resto de la Unión Europea, tampoco esperes disfrutar de un gran secreto bancario allí.

Si necesitas una recomendación, el banco libanés Byblos Bank es una buena opción. Allí, en general, solo se pueden abrir cuentas de empresa para negocios que facturas más de 250.000 euros al año. Otros bancos allí que no precisan de ingresos elevados son el Alpha, Euro o Hellenic Bank.

Obtener la segunda nacionalidad en Chipre

En este artículo también vamos a tocar el tema de la segunda nacionalidad, interesante sobre todo dado que Chipre es miembro de la Unión Europea.

Así, el pasaporte chipriota te permite por un lado residir ilimitadamente en cualquiera de los Estados de la UE y por otro te da bastante libertad para viajar por el mundo.

El mayor problema de obtener la nacionalidad es que pierdes tu estatus non-dom.

La opción más sencilla para conseguir el pasaporte chipriota es con una inversión. Tendrás que invertir 5 millones de euros o, si encuentras otras cinco personas más, 2,5 por cabeza, con un fondo de 12,5 millones de euros como mínimo. Además tendrás que tener al menos medio millón de euros en la isla. Por lo demás, los trámites son rápidos y sencillos.

Si no dispones de tanto dinero, también puedes optar por otras opciones, por ejemplo la nacionalización. En teoría, una vez que hayas residido durante 6 años en Chipre podrás pedir la nacionalización.

Eso sí, en este caso la estancia debería ser continua y consistir en periodos de al menos 6 o 9 meses al año.

Una opción más rápida es la del matrimonio. En este caso podrás solicitar la nacionalización tras dos años de estancia en Chipre y tres de matrimonio.

Así pues, comparado con otros Estados de la UE, Chipre ofrece muy buenas opciones para conseguir una segunda nacionalidad.

Costes del traslado de residencia y creación de empresa en Chipre

Sin duda constituir una empresa en Chipre puede suponer un gran ahorro para tu negocio, por un lado el impuesto de empresas de 12,5%, y las grandes posibilidades de deducir, y por otro, en caso de que te decidas a residir allí, la opción de no pagar impuestos sobre tus ingresos en el extranjero lo convierten en una buena opción.

Ten en cuenta que si estás empezando con tu negocio y no sabes cómo va a crecer, no es el momento para todo esto. Eso sí, ya a partir de unos ingresos de 3.000 2.000 euros al mes puede merecer la pena la residencia y sociedad en Chipre.

Librestado tiene socios en Chipre que cuentan con más de 30 años de experiencia ayudando a extranjeros a inmigrar y constituir sus empresas en Chipre. Te podrán asistir incluso con el alta de la vivienda necesaria para residir allí.

Por supuesto, no tienes por qué usar sus servicios, pero para aquellos que quieren un camino más cómodo, aquí lo tienes.

Constituir una Limited en Chipre te costará así 2.650 euros más IVA. Tendrás que añadirle los costes por administración, contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, unos 3.850 euros al año (más IVA). Por supuesto, el IVA podrás desgravarlo a través de la empresa.

Puedes hacerte con una Limited chipriota totalmente funcional adquiriendo paquetes sin gastos escondidos de 6.500 euros +IVA el primer año (año de fundación) y 3.850 euros +IVA para los siguientes años. Este paquete incluye todos los servicios que necesitas para centrarte en tu negocio y olvidarte de lo demás, también incluye una cuenta bancaria de empresa.

Si además quieres trasladar tu residencia a Chipre y convertirte en non-dom podrás hacerlo a un precio mínimo. Nuestros socios se ocuparán de gestionar la vivienda por 560 euros +IVA. Incluye alta como residente en Chipre, y la solicitud del NIF y seguridad social allí (aunque luego no tienes por qué pagar impuestos ni seguridad social). Por supuesto, también tendrás respuesta a todas tus preguntas.

Resumiendo, por unos 7.000 euros el primer año y algo más de la mitad en los siguientes años podrás vivir casi sin pagar impuestos.

Eso sí, desde verano de 2017 también tienes la opción de hacerte con la residencia sin montar empresa, ahorrándote el dinero de la constitución y pagando solo unos 1.000 euros por el alta de la residencia y solicitud de número de seguridad social y NIF de allí.

Ahora, si Chipre te ha llamado la atención o tienes dudas respecto a tu caso no dudes en escribir. Podemos ayudarte a construir tu vida casi sin impuestos en la UE.