Vanuatu

En el artículo de hoy quiero hablarte de las ventajas de tener un segundo pasaporte y de cómo se puede obtener la nacionalidad en Vanuatu mediante una inversión en Bitcoin.

Ahora dirás, ¿otra nacionalidad, en un país que ni siquiera conozco además?, ¿invertir o pagar para tener un pasaporte más? ¿Por qué debería hacer eso? ¡Mi pasaporte me vale perfectamente!

La nacionalidad y los segundos pasaportes es una de las banderas a las que al principio menos atención se presta, al menos cuando no somos nacionales de un país en guerra o crisis.

Uno de los grandes problemas del pasaporte es que generalmente nadie se preocupa de él hasta que realmente lo necesita. Pero cuando realmente lo necesitas para salir de tu país trasladarte a otro país (como ocurre ahora con Venezuela, donde están viviendo uno de los peores corralitos que se recuerdan), resulta que te cierran las puertas.

Si miramos un poco la historia veremos que esto es un fenómeno que se repite y que cuando así ocurre nadie se lo espera (aunque en realidad las señales lleven tiempo ahí).

Así que, tanto si le ves la utilidad como si no (que espero que sí), hoy te vamos a explicar cómo puedes conseguir un segundo pasaporte, concretamente tu ciudadanía en Vanuatu.

Déjame avistarte. Existen todo tipo de páginas de Internet y agencias de dudosa fiabilidad que engañan a la gente vendiéndoles todo tipo de pasaportes supuestamente oficiales a cambio de bitcoins.

Por unos 15.000 $ prometen conseguirte un segundo pasaporte de un país que te da gran libertad de movimiento. Luego, resulta que no te dan nada, o como mucho, un documento bien falsificado. Por supuesto, este tipo de falsificaciones puede ocasionarte más problemas de los que uno se espera al entrar en otros países.

Como siempre, las mejores mentiras son aquellas que tienen algo de verdad. El hecho es que sí se puede comprar la ciudadanía de la mayor parte de países.

Existen desde hace mucho programas para otorgar la nacionalidad a cambio de inversiones o donaciones perfectamente legítimos, que sí están legitimizados por el Estado y son oficiales.

Por supuesto, la información sobre estos programas no es secreta y se puede conseguir en páginas web y fuentes oficiales (aunque a veces tengas que buscar muy bien).

Segundas ciudadanías en el Caribe

Estos programas provienen originalmente del Caribe, cuyas pequeñas naciones insulares querían conseguir fuentes de ingresos adicionales. Desde 1982 ha sido el caso de San Cristóbal y Nieves, que aún mantienen este modelo con ligeros cambios.

Tras el devastador huracán ocurrido en otoño de 2017, una donación de 100.000 $ al Fondo Nacional para la Reconstrucción por Huracanes asegurará una rápida y fácil obtención de un pasaporte del país.

Este pasaporte permite la libre circulación en al menos 130 países, entre los cuales se encuentran Reino Unido, los países del espacio Schengen y Rusia.

Hace algunos años Canadá y Estados Unidos también estaban exentos de visado. Sin embargo, tras la entrada de científicos iraníes con pasaportes de San Cristóbal y Nieves, la entrada se ha hecho más difícil.

Al igual que San Cristóbal, las demás islas del Caribe presentan un grado similar de libertad de circulación (entre 120-135 países, más el espacio de Schengen) y con costes similares.

Con una donación de unos 100.000 $ también serás bienvenido a la Mancomunidad de Dominica o a Santa Lucía. En el caso de Antigua y Barbuda o Granada tendrás que calcular algo más de dinero.

A parte de la opción de la donación, también puedes optar por una inversión en cualquier de dichos países. Eso sí, la cantidad deberá ser bastante mayor.

Por lo general la inversión tendrá que ser de entre 250.000 y 500.000 $, en modalidades de inversión bien definidas. De esta forma no pierdes el dinero, pero tampoco podrás esperar una rentabilidad positiva durante los años que dura la obligación de seguir invertido.

También has de tener en cuenta que de esta forma surgen gastos considerables por diligencias debidas y tarifas de tramitación, que a menudo ascienden al 25% de la suma donada o invertida.

Opciones más y menos caras para obtener una segunda nacionalidad

Por supuesto, hay opciones económicas y otras muy caras para conseguir una segunda nacionalidad.

El pasaporte legal más barato se puede obtener en el país insular de Comoras, en el Océano Índico. Sin embargo, el pasaporte de este país musulmán pobre y en vías de desarrollo tan solo te ofrece entrada sin visado a unos 37 países.

Se dice que los Emiratos Árabes Unidos han negociado esta opción con el pequeño Estado para proporcionar un pasaporte oficial a muchos apátridas con residencia de larga duración en los EAU, ya que quieren que el pasaporte de los Emiratos Árabes Unidos siga siendo un privilegio escaso. En principio cualquier extranjero puede conseguir la doble nacionalidad por solo 45.000 €.

La nacionalidad resulta bastante más cara en los países europeos.

En Malta tendrás que poner sobre la mesa en Malta cerca de un millón de euros y en Chipre unos 2,5 millones, que sirven como inversión para financiar los ambiciosos proyectos de construcción actuales en dichas islas.

También se puede especular con que en el futuro se conviertan en miembros de la UE Macedonia y Moldavia. Estos Estados venden su pasaporte por una inversión de aproximadamente 400.000 €.

En general hay que prestar atención a las idas y venidas, ya que muchos países interrumpen sus programas y los vuelven a reanudar después de un tiempo.

A menudo, cuando estos programas se exponen a la luz de la opinión pública, se dan protestas por parte de la población que no ven bien que se venda la nacionalidad. Cuando las protestas amainan los Estados suelen continuar con sus programas.

Esta es la razón por la que puede haber programas perfectamente legítimos sobre los cuales no es posible conseguir mucha información en Internet.

Por desgracia, el 90% de la información que circula en Internet a cerca de la doble nacionalidad es puro fraude. Identificar a las ovejas negras no siempre es fácil.

Doble nacionalidad mediante inversión en cripto en Vanuatu

Tras esta breve introducción a la compra de ciudadanías, este artículo se va a centrar en el único país en el que se puede pagar todo el proceso de nacionalización con bitcoins.

Se trata de la única isla del Pacífico que actualmente da opción a una ciudadanía a cambio de dinero: la nación insular de Vanuatu.

Vanuatu es un archipiélago de ensueño en la Polinesia, que limita al oeste con Australia y al sur con Nueva Zelanda. El país se compone de 83 islas y es parte de la Commonwealth.

Se trata de un país en el que se vive sin impuestos y que es completamente autónomo, es decir, que no es administrada por naciones más grandes, como Nueva Zelanda, Francia o EE.UU., algo muy habitual en la región.

La lengua oficial de los aproximadamente 230.000 habitantes es el inglés y el francés, pero la diversidad del país es enorme, con más de 100 idiomas. Según estadísticas, sus habitantes se cuentan entre los más felices del mundo, por detrás de los países punteros en Latinoamérica.

Vanuatu no vende su nacionalidad, sino que la ofrece a cambio de una inversión considerable. Esta inversión se rige por una ley ratificada a fines de 2016, siguiendo el antiguo programa de Vanuatu.

Tras la devastadora tormenta tropical Pam en 2015, se otorgaron 41 nacionalidades por una cantidad de alrededor de 5,5 millones de euros. Este dinero se utilizó para paliar los daños producidos por la tormenta.

El nuevo programa está más bien pensado para conseguir un desarrollo sostenible del país mediante la inversión, en lugar de donaciones.

 

Estamos hablando de inversiones de 210.000 $ para una sola persona y de 240.000 $ para familias de cuatro personas. Aparte de los hijos, también puede tratarse de los propios padres del solicitante.

La inversión se destinará al Fondo de Desarrollo Regional de Vanuatu por un período de retención de 5 años. A diferencia de los países del Caribe, aquí se puede esperar una rentabilidad ligeramente positiva. Por desgracia, la información más detallada no está disponible públicamente.

Además de la inversión, también se deben tener en cuenta los aproximadamente 10.000 $ en honorarios por cabeza para el proceso de diligencia debida y tramitaciones.

Condiciones y proceso de ciudadanía a cambio de dinero en Vanuatu

No es necesaria una visita a Vanuatu durante el proceso de solicitud, así como tampoco una estancia mínima anual: todo el programa se puede hacer a distancia.

Esto lo hace interesante también para aquellos que se encuentran atrapados en algún lugar debido a una escasa libertad de circulación motivada por la retirada del pasaporte o alguna otra razón. La ceremonia de obtención de la nacionalidad con juramento se puede realiza en varias metrópolis del mundo.

No existen requisitos lingüísticos ni restricciones importantes sobre la nacionalidad previa de los solicitantes. Solo están excluidos los iraníes, iraquíes, sirios, yemeníes y norcoreanos. Cualquiera que pueda pagar la inversión es bienvenido al Mar del Sur.

Se trata de una ciudadanía honoraria, es decir, la actividad política y el derecho de voto están excluidos en Vanuatu, por lo demás, tienes los mismos derechos que los demás habitantes del país. La nacionalidad se puede transmitir fácilmente a futuras generaciones.

Tras la entrega de todos los documentos y la resolución positiva del Gobierno de Vanuatu, el plazo medio del proceso de nacionalización es de entre 45 y 60 días.

Se deben presentar al menos los siguientes documentos:

  • Comprobante de activos de más de 250.000 $ en cuentas, bolsas de valores, bienes raíces, etc.
  • Documentos de solicitud cumplimentados
  • Copia certificada del pasaporte e identificación nacional
  • Certificado de Matrimonio (si lo hubiera)
  • Certificado de Antecedentes Penales
  • Certificado de Nacimiento
  • Certificado de Salud
  • Currículum vitae, referencias de trabajo y títulos
  • Referencias del banco y de carácter
  • Fotos de pasaporte

 

Al nacionalizarte como ciudadano de Vanuatu también obtienes una residencia completamente libre de impuestos en el país y el pasaporte.

En 2018, el pasaporte de Vanuatu te daba entrada sin necesidad de visado a 116 países, incluidos todo el Espacio Schengen, Reino Unido y Rusia. También cuentas con una gran libertad de circulación en Asia y América Central.

Aunque, en comparación, las islas del Caribe pueden superar esta libertad de movimiento fácilmente, Vanuatu ofrece una característica exclusiva: la opción de pago en bitcoins.

Todo aquel que dispone de un alto nivel de activos no realizados en criptomonedas sabe lo difícil que puede ser cambiar grandes sumas de dinero a dólares, euros o cualquier otra forma de dinero Fiat.

A fin de cuentas, la mayor parte de bancos siguen sin ver con buenos ojos a Bitcoin y demás cripto. Así, convertir la inversión requerida en moneda fiat puede ser un problema para muchos propietarios de bitcoins.

Pero no tenemos este problema en Vanuatu. En este caso puedes realizar el pago completo para tu inversión y el pago de la tramitación en bitcoins. Y, por supuesto, la conversión de cualquier moneda a Bitcoin y su transferencia puede hacerse en pocos minutos.

Entonces, ¿realmente es posible conseguir la doble nacionalidad con bitcoins?

Durante el boom de las criptomonedas en otoño de 2017, la noticia de poder adquirir la nacionalidad de Vanuatu a través de bitcoins corrió como la pólvora por la prensa. Al final, el gobierno se vio obligado a declarar que no aceptaría bitcoins. Pronto llegó la decepción y los propios medios cayeron en este bulo.

De hecho, el gobierno de Vanuatu sigue sin aceptar (directamente) criptomonedas como inversión a cambio de la ciudadanía.

Lo que muchos no saben es que han declarado oficialmente que autorizarán explícitamente los pagos en bitcoins a través de agencias acreditadas por el país si dichas agencias se comprometen a convertir el bitcoin recibido en la moneda fiat requerida para la inversión.

Librestado trabaja con la única agencia especializada en ciudadanía a cambio de dinero, lo que hace que el programa de naturalización de Vanuatu sea completamente posible a través del pago en bitcoins.

En los países del Caribe de los que hablábamos al principio del artículo, se pueden pagar con bitcoins las tarifas de tramitación, sin embargo, la suma de la donación o la inversión debe abonarse en dólares estadounidenses.

Así pues, quien tenga 220.000 $ en bitcoins, quizás debería considerar la inversión en la nacionalidad de Vanuatu para lograr una mayor seguridad y diversificación.

En este caso no se trata solo de la diversificación de los activos (depósito a plazo fijo a 5 años con un rendimiento ligeramente positivo), sino sobre todo de la protección personal.

Según el país del que seas ciudadano existe un riesgo mayor o menos de que se acabe imponiendo una tributación universal asociada a tu ciudadanía o incluso que se desate un conflicto o algún tipo de crisis que desemboque en una emigración en masa y lleve a otros gobiernos a dejar de permitir la entrada a los que intentan entrar con dicho pasaporte.

Por supuesto deberás informarte primero de si tu Estado pone problemas a la doble nacionalidad. En cualquier caso, Vanuatu no pone objeciones frente a la múltiple nacionalidad.

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down