En el artículo de hoy os presentamos una selección de diferentes países para amantes de las armas y todo aquel que no quiera delegar su seguridad personal en otros

Sin duda el tema que abordamos hoy es algo polémico. Es polémico más que nada, porque, por un lado, la información sobre el tema no es imparcial en la mayoría de lugares, y porque, por otro lado, no hay duda de que la opinión pública general afecta incluso a los que están en posesión de armas de forma totalmente legal.

Y es que a cualquiera que quiera ejercer su derecho a la autodefensa hoy en día se le considera un loco homicida, terrorista, psicópata o todo junto.

En muchos círculos sociales, criticar las políticas de Obama o Hillary Clinton equivale a admitir ser un republicano cristiano y misántropo. El derecho a la posesión de armas se considera el pecado mortal por antonomasia, incluso para algunas personas de mentalidad liberal y libertaria.

Sin embargo, es solo cuestión de cambiar de país y ya nos podemos encontrar con mentalidades completamente diferentes. Por ejemplo, Suiza es, según diversas fuentes, el país más armado de Europa y, al mismo tiempo, el que tiene la tasa de homicidios más baja.

¿Cómo puede ser? Las armas matan, ¿no? Os dejamos con este artículo escrito hace tiempo por Christoph y traducido ahora al español.

El por qué de un artículo que habla sobre la legalidad de las armas a nivel mundial

Junto con Suiza, la República Checa es otro país europeo donde no solo es normal tener un arma en el armario, sino también llevarla en el bolsillo. Y es que, con todo el respeto a los cazadores, tiradores deportivos y otros en parecida situación, ¿de qué te sirve tener el arma guardada en casa si te amenazan?

Cada cual tendrá que responder esta pregunta por sí mismo. En cualquier caso, este artículo no pretende convencer a la gran masa de opositores a las armas de nada, sino ayudar a la minoría de adeptos a ellas, cada vez más perseguidos, a decidir a dónde podrían ir.

Entonces, si este es tu caso, ¿en qué países puedes perseguir tu pasión sin tener que justificarte?, ¿dónde puedes hacerte cargo de tu propia seguridad en lugar de depender de los atareados agentes de policía?

La verdad es que debemos confesar que ninguno de los que formamos el equipo Librestado tenemos experiencia directa con las armas de fuego.

Sin duda, como viajeros asiduos, seguramente no sería sencillo tratar de pasar un arma ni de forma legal ni de contrabando por los controles de seguridad del aeropuerto y las docenas de puertos fronterizos.

Criterios para clasificar los diferentes países según su legislación relativa a las armas

Hoy en día en casi todos los países tienes que contar con una muy buena justificación para poder poseer o llevar contigo un arma. Y luego, lo más que se puede hacer con ellas en la mayor parte de los casos es practicar el tiro al blanco en un club o cazar por el bosque. Para muchas personas resulta inconcebible llevar un arma consigo.

Con todo, puede haber buenos motivos para llevar un arma encima. A fin de cuentas, no sirve de mucho si no lo haces. Este es precisamente uno de los puntos centrales de este artículo.

Se pueden hacer muchas clasificaciones distintas sobre qué países son más liberales con respecto a las armas. Mi clasificación se basa en tres sencillos criterios que, como lego en la materia y con cierto escepticismo sobre el Estado, considero importantes. Pido al lector que perdone la falta de conocimiento del lenguaje técnico:

  1. La posesión de armas no es un privilegio, sino un derecho. La autodefensa privada es una razón legítima para la posesión de armas.
  2. Se puede portar un arma en la vida cotidiana. Llevar el arma a la vista (open carry) no es posible en casi ningún sitio más allá de Estados Unidos, pero sí que hay otros países en los que se puede llevar oculta (concealed carry).
  3. Los anteriores puntos 1 y 2 pueden diferenciarse en su aplicación.
    1. Algunos Estados conceden la licencia de armas a cualquiera que cumpla los requisitos legales.
    2. En muchos estados se permiten las armas, pero los criterios para obtener la licencia son arbitrarios.

Por tanto, resulta evidente que los Estados con las leyes de armas más liberales del mundo son aquellos que conceden legalmente el derecho a la autodefensa combinado con la opción de llevar el arma oculta a cualquiera que cumpla los requisitos que ellos determinen.

Por desgracia, la cantidad de países que así lo permiten es muy pequeña.

Qué estados no están incluidos y por qué

No he incluido a los Estados Unidos de América en la lista por la siguiente razón: aunque hasta un niño sabe que Estados Unidos tiene leyes de armas muy liberales, estas varían mucho de una región a otra en función de los 50 estados, lo cual escapa al alcance de este artículo.

Tampoco se mencionan a Suiza y Austria en este artículo, a pesar de que su legislación sobre armas sea relativamente liberal. Austria, porque su legislación resulta muy arbitraria; y Suiza porque, aunque haya muchas armas guardadas en los armarios debido al servicio militar, no se pueden sacar a la calle, salvo en unas pocas excepciones.

[Sea como sea, tanto Suiza como Austria, a diferencia de Alemania, que parece no haber aprendido nada de la época nacionalsocialista, reconocen explícitamente el derecho a la posesión de armas para la autodefensa.]

Tampoco están en la lista países con altos índices de violencia, como Irak, Pakistán o Sudáfrica, a pesar de que tienen leyes bastante liberales en materia de armas. En estos países es fundamental que permitan la posesión de armas dado que el contrabando de armas ilegales está muy extendido. A fin de cuentas, de algún modo tendrán que protegerse de los delincuentes los “ciudadanos de bien”. De todas formas, y a excepción de algunas zonas de Sudáfrica, no son países donde la mayor parte de la gente esté dispuesta a irse a vivir.

Entonces, ¿cuáles son los Estados con una legislación sobre armas más liberal?

Sorprendentemente, los países europeos encabezan la lista. Fuera de Europa solo Panamá se mantiene a la altura. Sin duda, los países europeos deben esta permisibilidad con las armas a su pasado con la Unión Soviética.

  • Eslovaquia
  • Serbia y Bosnia
  • Panamá
  • República Checa
  • Estonia

5. Eslovaquia

Las leyes de armas en Eslovaquia son algo más estrictas que las de sus vecinos checos. Hay que obtener una licencia mediante un proceso que dura unas 3 semanas. Los requisitos son: tener 21 años, no tener antecedentes penales, no tener problemas mentales ni físicos y aprobar un examen oral.

La expedición de licencias que permite portar de forma oculta armas es competencia de la policía, que exige tener los motivos adecuados. Por ejemplo, puede optar a esta licencia todo aquel que realice transacciones monetarias en su profesión, ya sea empresario o autónomo, o quienes hayan sido víctimas de delitos en el pasado. En general, aunque no siempre, se reconoce la autodefensa como razón para solicitar la licencia.

Sea como sea, solo un 2 % de los eslovacos posee licencia de que les permite portar de forma oculta armas.

Por otra parte, adquirir un arma de uso doméstico (limitado al hogar solo) para la autodefensa es muy sencillo.  Además, las escopetas de aire comprimido, las pistolas de gas y las armas de avancarga están a disposición de cualquier persona mayor de 18 años sin necesidad de un permiso.

4. Serbia y Bosnia

En Serbia con una población de 7 millones hay alrededor de 3 millones de armas de fuego. En este sentido, Serbia es el segundo país del mundo en cuanto a población civil con armas, justo por detrás de Estados Unidos. Gracias a las empresas Zastava Arms, Prvi Partizan y Krušik, Serbia cuenta con una industria de armas y municiones de exportación mundial.

Serbia es uno de los pocos Estados que reconocen explícitamente la autodefensa como razón para poseer armas. Sin embargo, conseguir una licencia de portación oculta es difícil. Solo los propietarios de pistolas registradas que estén en peligro inminente de muerte lo tienen fácil para obtener esta licencia.

Por otro lado, cualquier persona mayor de 18 años puede comprar armas de manera ilimitada si tiene permiso para ello. Entre los requisitos para tener permiso se encuentran el no tener antecedentes penales, problemas mentales o problemas de alcoholismo y drogadicción.

De todas formas, la última palabra la tiene la policía, que comprueba estrictamente los antecedentes de familiares y conocidos. No se conceden recursos judiciales si se deniega la licencia. Además, las armas tienen que estar registradas y deben guardarse en un lugar seguro.

En Bosnia la situación general es similar a la de Serbia, pero conseguir una licencia de portación oculta es más sencillo, y existe la opción de recurrir si se deniega la licencia. En ese caso, es necesario hacer un curso y aprobar un examen escrito para obtenerla.

3. Panamá

En Panamá no solo es fácil obtener un permiso de residencia permanente, sino también poseer armas. Ayer mismo conocí a un señor de la zona que llevaba su pistola en un bar. Cuando le pregunté al respecto, me aclaró que cualquiera que posea legalmente un arma puede portarla oculta. Para conseguir el permiso tienes que hacerte un análisis de sangre, tomar las huellas dactilares y someterte a todo tipo de análisis, como el de drogas.

El proceso lleva su tiempo, como todo en Panamá. Para todo aquel que quiera retirarse a un paraíso tropical sin renunciar a su afición por las armas, Panamá supone una magnífica opción. Sin embargo, es cierto que no existe una cultura de armas de fuego en el país, lo que hace bastante difícil conseguir de manera legal un arma de fuego decente.

2. República Checa

La República Checa es uno de los países más liberales de Europa en lo que respecta a legislación sobre armas. El país reconoce explícitamente la autodefensa como motivo legítimo para la posesión de armas. No es de extrañar que el tiro deportivo sea el tercer deporte más popular del país (después del fútbol y el hockey sobre hielo).

Sin embargo, además de los requisitos habituales, hay que someterse a diversas pruebas y a un examen médico, y a veces también a uno psicológico.

A cambio, cualquier ciudadano checo que tenga licencia puede llevar su arma de manera oculta sin que necesite un permiso especial, aunque solo están permitidas las balas blindadas y las de punta blanda.

Los checos pueden poseer un número ilimitado de armas, pero no pueden llevar consigo más de 2 armas de fuego al mismo tiempo. La custodia de las armas depende del número y de la munición disponible, y está determinada por la ley.

1. Estonia

Estonia es, como no podía ser de otro modo, el primer país de la lista. Con la deuda pública más baja de Europa, un gobierno innovador que ha convertido el país en uno de los más digitalizados del mundo y con buenas condiciones para las empresas, no es de extrañar que también tenga una legislación considerablemente liberal en materia de armas. Teniendo en cuenta la constante amenaza de su poderoso vecino Rusia, no sorprende que el gobierno permita a sus ciudadanos el uso de armas para su autodefensa.

Solicitar un permiso de armas en Estonia es relativamente fácil y se puede hacer por Internet. Una vez presentada la solicitud escrita, hay que pasar un examen médico, en base al cual se concede el permiso. Tiene una validez de 5 años. La compra de armas de fuego, que deben registrarse en un plazo de 7 días, requiere otro permiso, pero por lo general se concede con rapidez y sin burocracia.

En Estonia todo propietario de un arma puede llevarla oculta sin necesidad de justificación. Cualquier persona que posea un arma de manera legal puede llevarla sin necesidad de más permisos. La única excepción a la regla es que no se pueden portar armas durante actos públicos.

Conclusiones: la legislación sobre la tenencia de armas en el mundo

Ninguna clasificación sobre cuál es el mejor país para tener armas va a ser del todo correcta ni definitiva. Las leyes cambian constantemente y en muchos países la información al respecto es incompleta o directamente inexistente.

Otros países que recomiendo tener en cuenta son Paraguay, Chile, Argentina, México, Nueva Zelanda, Filipinas y Sudáfrica.

Todos ellos ofrecen unas condiciones relativamente buenas para emigrar y poder seguir disfrutando de la pasión por las armas. Se puede lograr tener una calidad de vida muy alta si das con los lugares adecuados. En estos países existe la posibilidad de, por lo menos, portar el arma de manera oculta y conseguir un arma no resulta mucho más complicado que en los países de los que hemos hablado aquí.

Para quien prefiera permanecer en Europa, no tendrá ningún problema como ciudadano europeo para establecerse en la República Checa, Eslovaquia o Estonia. En estos tiempos en los que la histeria con las armas no para de crecer, estos países son una buena opción para cualquier amante de las armas. Incluso Suiza o Austria, que no figuran en la lista, podrían ser opciones.

Por último, cada persona debe considerar cómo de importantes son las armas de fuego para uno mismo.

Seguramente se podría haber evitado una gran cantidad de sufrimiento humano si, por ejemplo, no se hubiera desarmado al pueblo judío, a los armenios, a los camboyanos o a los habitantes de Uganda; para luego matarlos.

Con esto no quiero decir que esas muertes sean responsabilidad de los estados con leyes de armas más estrictas, pero muchas personas duermen mucho más tranquilas sabiendo que tienen derecho a su autodefensa y guardando un arma en la mesita de noche o en el bolsillo del pantalón.

Ya sabes, ¡porque tu vida es tuya!

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down