El artículo de hoy está dirigido a aquellas personas que no están dispuestas a salir de Europa y renunciar a las comodidades y facilidades de vivir allí a cambio de conseguir beneficios fiscales. Vamos a explicarte cómo puedes vivir en Austria sin pagar impuestos a nivel personal.

Se trata de una laguna fiscal completamente legal que ya han aprovechado múltiples clientes de Librestado y que puedes usar tanto si eres nacional austriaco, ciudadano de la Unión Europeo o de cualquier otro país del mundo.

Al contrario de lo que ocurre con otros regímenes fiscales especiales como el de Chipre, Portugal, España o los típicos non-dom, no importa tu nacionalidad ni es obligatorio que no hayas tributando en los último años en el país para acogerte a esta ventaja fiscal, lo único que necesitarás será el permiso de residir en Austria legalmente y la estructura fiscal corporativa adecuada.

El modelo es algo más complejo, pero ha demostrado su eficacia en la práctica, y las autoridades fiscales austriacas lo consideran legal. De modo similar al Double Irish Dutch Sandwich (usado por Apple y otras grandes corporaciones), se trata aquí de una estructura de tres sociedades. Eso sí son todo empresas de un solo país, Chipre.

Como ya sabemos, en general se necesita un cierto sustrato empresarial para que se reconozcan fiscalmente hablando las empresa en el extranjero. Y el sustraro solo se consigue contando con un local u oficina real, empleados y teniendo la dirección empresarial en el país de la sede de la sociedad.

Crear el sustrato suficiente conlleva costes considerables y para que estén en relación al beneficio fiscal, necesitas unos beneficios elevados, a partir de unos 100.000€.

Al fin y al cabo, los empresarios con empresas en el extranjero, pero residentes en países de fuerte presión fiscal (como España, Argentina, etc.) solo reducen los impuestos de sus sociedades, pero siguen teniendo que abonar los impuestos correspondientes en su país de residencia cuando se reparten dividendos.

Sin impuestos sobre la renta en Austria gracias a la integración fiscal de sociedades de Chipre

Este no es el caso en la integración fiscal de sociedades de Chipre, que trataremos en los siguientes párrafos. Con esta integración fiscal de Chipre es posible reducir el impuesto personal sobre la renta a cero sin correr ningún tipo de riesgo. Los únicos impuestos que hay que pagar son el impuesto de sociedades y el IVA en Chipre. Pero incluso aquí hay excepciones, pues las sociedades chipriotas pueden cobrar plusvalías derivadas de la inversión en acciones y el trading totalmente libres de impuestos y sin periodos mínimos de tenencia.

Dicho de forma sencilla, esto significa que los inversores en acciones y los traders también pueden vivir totalmente libres de impuestos con una residencia austriaca. Teniendo en cuenta que Austria exige desde 2011 la tributación de las plusvalías generadas por particulares, esta es una alternativa interesante.

La posibilidad de vivir libre de impuestos en Austria existe gracias a una particularidad en el convenio de doble imposición entre Austria y Chipre.

Los convenios de doble imposición son un tema extremadamente interesante en sí, que, hemos tratado ya en varios artículos de Librestado (uno sobre la optimización fiscal de royalties y otro sobre cómo reducir las retenciones en origen sobre dividendos) y al que en un futuro próximo dedicaremos al menos otro artículo más (aquí te recuerdo que puedes apuntarte gratis a nuestra newsletter para estar siempre informado).

Así, por ejemplo, en el caso de Portugal, la posibilidad de someter a impuestos los dividendos en el Estado contratante en el que resida la sociedad extranjera, crea la excepción fiscal  para determinados grupos de personas que han obtenido el estatus de residente no habitual en Portugal.

La excepción fiscal se da porque, según el convenio de doble imposición, un país tiene el derecho de tributación, pero por distintos motivos, renuncia a él, por ejemplo, para atraer inversiones.

Existe una excepción fiscal similar en el convenio de doble imposición entre Austria y Chipre, que hace posible el modelo de integración fiscal de sociedades en Chipre. Allí se estipula:

Article 7

(1) The profits of an enterprise of a Contracting State shall be taxable only in that State unless the enterprise carries on business in the other Contracting State through a permanent establishment situated therein.

(8) The term „profits“ as used in this Article includes the profits derived by any partner from his participations in a partnership including a participation in a sleeping partnership.

 

La integración fiscal de sociedades en Chipre antes mencionada, se hace posible en virtud del apartado 8. Así, cuando una sociedad personalista chipriota reparte beneficios, no se considera un reparto de dividendos, sino una retirada de beneficios.

Los beneficios de las sociedades personalistas (partnership) se entregan siempre directamente a los dueños de estas, como ocurre con las LLC norteamericanas.  Por lo tanto, no se aplica el convenio de doble imposición en materia de dividendos, pues no se trata de dividendos.

Ahora, en el primer apartado dice que los beneficios solo pueden tributar en el país donde la sociedad tiene su sede y, por lo tanto, Chipre dispone de la posibilidad de solicitar impuestos sobre los beneficios de sociedades personalistas en su territorio.

No obstante, resulta que Chipre renuncia a su derecho a exigir dichos impuestos siempre que los dueños de dichas sociedades personalistas no residan en Chipre. Esto también es habitual en otros países como Reino Unido y Canadá, en los que (como ya hemos visto en otros artículos) las LP no tributan por ingresos extranjeros.

Chipre tiene pues el derecho exclusivo de exigir la tributación sobre beneficios de sociedades personalistas, pero no lo ejerce. En consecuencia, esos beneficios están libres de impuestos no solo en Austria, sino también en Chipre.

El apartado 8 del artículo 7 considera los beneficios de una sociedad personalista expresamente como beneficios empresariales, que solo pueden tributar donde la sociedad tiene su sede.

Para poder poner en práctica este elegante modelo, se necesitan 3 sociedades en Chipre. En el centro de dicha estructura se sitúa la sociedad personalista en Chipre, que trabaja en colaboración con dos sociedades limitadas chipriotas.

La estructura a tres en Chipre

La integración fiscal de sociedades en Chipre consiste en una pirámide de 3 empresas y una persona física residente en Austria.

Arriba se sitúa la sociedad limitada operativa (unipersonal), que se constituye para la explotación del negocio en Chipre. El 100% de las participaciones de esta sociedad las mantiene una sociedad personalista chipriota que, como contrapartida, hace posible el reparto de todos los beneficios a esta sociedad personalista.

Por su parte, la sociedad personalista chipriota necesita dos socios que, como en la sociedad comanditaria española, se pueden designar como socio comanditario y socio colectivo.

El socio comanditario es una persona con residencia en Austria, que participa como socio sin derecho a voto en la sociedad personalista y que no puede involucrarse en ninguna actividad de la administración. La administración, en cambio, es asumida por otra sociedad limitada chipriota que actua como socio colectivo con responsabilidad total que, sin embargo, no mantiene ninguna participación en el capital o los beneficios de la sociedad personalista chipriota. Esta sociedad limitada debe tener una simple oficina o establecimiento comercial en Chipre.

En la práctica, las ventas de la sociedad limitada operativa se realizan en Chipre y se tributan con el tipo de impuesto de sociedades vigente (12,5% actualmente).

El beneficio después de impuestos se transfiere completamente a la sociedad personalista chipriota, sociedad en la que la persona física de Austria participa como socio sin derecho a voto.

Esto significa que la persona física recibe todos los dividendos libres de impuestos en Austria de la sociedad limitada operativa a través de la sociedad personalista.

Eso sí, a pesar de que estos ingresos chipriotas no tributan en Austria, sí se tienen en cuenta a la hora de decidir en qué tramo de IRPF o clasificación fiscal se encuentra el residente en Austria para sus demás ingresos.

Por lo tanto, todos los ingresos adicionales que no entren a través de la estructura fiscal en Chipre tributarán seguramente bajo el tipo impositivo máximo en Austria.

A continuación, explicamos en detalle el papel de todas las empresas de esta integración fiscal.

La sociedad limitada operativa en Chipre

Esta sociedad es la empresa que realmente se constituye con el objeto social pretendido. Es una sociedad normal con residencia en Chipre, en donde abona los impuestos de sociedades correspondientes. Aparte puede, por ejemplo, obtener licencias en Chipre para negocios que las requieran. Una licencia para ofrecer servicios de Forex en Chipre cuesta solo 50.000€.

Sobre las sociedades chipriotas ya hemos hablado antes en detalle. Pero cabe reiterar aquí la tributación de estas sociedades.

En general, la sociedad limitada chipriota está sujeta a un impuesto de sociedades del 12,5%. No obstante, las autoridades chipriotas son muy favorables con los empresarios y se cuentan entre las más generosas de Europa, puesto en práctica significa que se puede deducir casi cualquier gasto de los impuestos, con lo cual el beneficio antes de impuestos se reduce considerablemente. También el IVA, de solo el 18%, es muy bajo en comparación con otros países de la UE.

Existía una regulación especial para ingresos provenientes de derechos de licencia y propiedad intelectual. El 80% de estos ingresos se podían amortizar con la llamada regulación IP-Box. Así pues, resultaba un tipo impositivo efectivo de solo el 2,5% sobre ingresos provenientes de derechos de autor, esto es, también libros, productos digitales, derecho de marcas y mucho más. Por desgracia la IP-Box tal y como se conocía ya no es posible en Chipre (ni en ningún lugar de la UE) más que para ciertos casos de software y patentes, además, solo de forma limitada.

Sea como sea, lo más interesante de la sociedad limitada chipriota es la completa libertad fiscal para las ganancias de capital y los dividendos. Esta libertad convierte a la sociedad limitada chipriota en el vehículo ideal como holding para la gestión de activos.

En particular, la libertad fiscal sobre las plusvalías derivadas de la compra-venta de activos financieros, combinado con licencias económicas de Forex y de brokerage, son el motivo por el cual tantos brokers y traders operan con empresas chipriotas.

Las plusvalías derivadas de la compra-venta de activos financieros están libres de impuestos, sin excepciones y sin periodos mínimos de tenencia, independientemente de en qué dirección se realicen las operaciones financieras.

Para los inversores y traders con residencia en Austria, la estructura fiscal de sociedades chipriotas de la que estamos hablando hoy es así la mejor de las soluciones. Pero, en general, cualquier empresario residente en Austria puede beneficiarse de ella en gran medida. Al fin y al cabo, reduce al menos a la mitad el tipo impositivo de su impuesto de sociedades y permite recibir los beneficios del negocio sin pagar impuestos personales.

La sociedad personalista chipriota

La sociedad personalista es la propietaria del 100% de la sociedad limitada operativa. Por ello, recibe todos los dividendos de la sociedad limitada operativa. Aquí no se producen retenciones en origen, ni a nivel de la sociedad operativa ni a nivel de la sociedad personalista.

Dado que se trata de una sociedad personalista, los beneficios no están sujetos al impuesto de sociedades, sino que se transfieren directamente a los socios. Estos socios son, por un lado, el socio colectivo con responsabilidad total (otra sociedad limitada chipriota) y, por otro, el socio comanditario con responsabilidad limitada (el residente en Austria).

La sociedad limitada (socio colectivo) no participa en los beneficios, por lo que a este nivel tampoco hay que pagar impuestos.

Recuerda, en lugar de ello, todos los  beneficios fluyen a los socios comanditarios, una persona austriaca con participación sin derecho a voto en la sociedad personalista. Debido a la mencionada excepción fiscal prevista en el convenio de doble imposición, Austria no puede exigir que se tribute este beneficio y Chipre, que sí podría, no lo hace.

En consecuencia, no hay impuestos de ningún tipo a nivel de la sociedad personalista y de sus socios.

La administración de la sociedad limitada como socia colectiva

Para que se reconozca la integración fiscal de sociedades chipriotas es esencial que exista otra sociedad limitada chipriota como socia colectiva de la sociedad personalista. Esta sociedad limitada es socia con responsabilidad plena de la sociedad personalista, pero no tiene participación en el capital ni en los beneficios. Además, esta sociedad limitada asume la administración de la sociedad personalista. Esto tiene sentido, puesto que asume la plena responsabilidad.

Es fundamental para el éxito de esta estructura fiscal chipriotas contar con un mínimo de sustancia para la sociedad limitada que actúa como socia colectiva. Al fin y al cabo, la administración debe realizarse desde Chipre,  no puede haber un control dominante desde Austria sobre la sociedad personalista.

En cualquier caso, por parte de Austria, los requisitos al sustrato empresarial en Chipre no son muy altos. Por lo general, es suficiente con montar una pequeña oficina, que puede conseguirse desde unos 300€ al mes y puede consistir en un simple espacio privado que cuente con un escritorio y un ordenador. Por lo demás, es recomendable contratar a un administrador-fiduciario que gestione esta sociedad limitada como socia colectiva.

Por supuesto, constituir una sociedad limitada propia que funcione como socia colectiva trae consigo gastos adicionales que podrían reducirse si se dispone de personas de confianza en Chipre.

Si por casualidad conoces a algún empresario residente en Chipre, puedes solicitarle, a cambio de una pequeña retribución, que incluya a su empresa como socia colectiva en la sociedad personalista. Por supuesto, es necesaria la confianza y unos honorarios acordes a los riesgos correspondientes, dado que esa empresa asumiría el riesgo de la plena responsabilidad. Con esta solución, el sustrato empresarial ya no sería un problema.

Tributación de la persona física en Austria como socia comanditaria

El socio comanditario de la sociedad personalista es una persona con residencia en Austria. Esta persona participa sin derecho a voto en la sociedad personalista y puede recibir todos los dividendos distribuidos a la sociedad personalista. Ni Chipre ni Austria exigen la tributación de estos dividendos a causa del mencionado convenio de doble imposición.

Si resides en Austria, puedes vivir sin pagar el impuesto sobre la renta gracias a esta estructura chipriota. No obstante, debes tener en cuenta que sí pagarás impuestos por todos los ingresos que tengas fuera de dicha estructura.

Esto significa que en la declaración tributaria indicarás de forma totalmente transparente todos los beneficios de la sociedad personalista, que se utilizarán para el cálculo de la base imponible pero no tributarán. Esto significa que probablemente abonarías el tipo impositivo máximo en Austria por todas las rentas imponibles ajenas a la integración fiscal de sociedades chipriotas.

Pero probablemente esto no sea un problema. Pues de una forma u otra ya estarías en el tipo impositivo máximo. Por supuesto, puedes percibir todas tus rentas a través de la estructura chipriotas, lo que sería la mejor solución también para los planes de pensiones privados gracias a la libertad impositiva sobre dividendos y plusvalías.

De esta forma, la base imponible de los impuestos austriacos podrá ascender en casos extremos a varios millones, pero aún así, no tendrás que pagar nada en impuestos.

¿Merece la pena crear la estructura de sociedades chipriotas?

Como ya hemos mencionado, la integración fiscal de sociedades chipriotas es un concepto legal y con plena seguridad jurídica, que las autoridades fiscales austriacas ya aceptan sin problemas. Varias resoluciones judiciales a favor de la integración fiscal de sociedades chipriotas han confirmado su legitimidad.

¿Por qué entonces no hay más empresarios que aprovechen esta estructura? Esta es una pregunta muy válida, que puede responderse por lo ampliamente desconocido que es este modelo. Al fin y al cabo, este modelo es posible solo gracias a un apartado especial del convenio de doble imposición entre Austria y Chipre. Los asesores fiscales que operan a nivel local simplemente no se ocupan de cuestiones de tributación internacional.

Otro motivo puede ser, naturalmente, los costes nada desdeñables que conlleva al empresario constituir la integración fiscal de sociedades chipriotas.. Al cabo, se trata de una estructura tripartita, que no solo hay que constituir, sino también administrar.

Librestado está en condiciones de ofrecer, a través de un único proveedor, la creación y mantenimiento de esta estructura fiscal de sociedades chipriotas a un precio excepcional.

Por solo 13.500€ el primer año, incluyendo la constitución de las 3 sociedades, y 7.500€ de gastos de administración a partir del segundo año, es posible la exención total del impuesto sobre la renta en Austria.

A través de nuestra agencia asociada en Chipre, se pueden obtener importantes descuentos para la estructura de tres sociedades en Chipre. Pues, en realidad, los costes de constitución de una sola sociedad chipriota ascienden ya a 6.000€ (costes anuales incluidos).

En el caso de la integración fiscal de sociedades chipriotas, nuestros socios registran las 3 sociedades por solo 6.000€. Adicionalmente, cada año cobran unos honorarios por importe de  7.500€ por la administración de las 3 sociedades. Se debe contar con unos 300€ al mes de gastos adicionales para la oficina local.

Los 7.500€ anuales incluyen las tasas de registros, la administración, contabilidad, cuentas bancarias y el asesoramiento fiscal y jurídico de las 3 sociedades.

Y el resultado, recuerda, es que apenas se pagan impuestos o incluso ninguno.

En este sentido, esta estructura fiscal en Chipre merece la pena para cualquier empresario que pague más de 7.500€ al año en impuestos en Austria, no solo por su empresa, sino también a nivel particular, lo que seguramente incluya a cualquier empresario de Austria, por pequeño que sea su negocio. A partir de un volumen de ventas de unos 30.000€, merecerá la pena una integración fiscal en Chipre en casi cualquier caso.

Solo hay que reunir los 13.500€ de gastos de constitución y administración del primer año. Pero si lo comparamos ya solo con los 25.000€ que se necesitan como aportación inicial para constituir una GmbH (equivalente a una SL) en Austria. Un futuro sin impuestos bien vale los 13.500 euros.

¿Merece la pena entonces esta estructura fiscal de sociedades en Chipre?

Pues, lo dicho, si tienes un negocio que está dando beneficios que estabas repartiendo (vía sueldo o dividendos), sin duda. Pero, en caso de que estés empezando tu negocio o que estés reinvirtiendo todos los beneficios, seguramente no merezca la pena.

Eso sí, no olvides que existe una condición fundamental para que la estructura funcione: tienes que residir fiscalmente en Austria, pues en otros países, incluso también los germanoparlantes como Suiza o Alemania, el convenio de doble imposición tiene un texto diferente, y lamentablemente no permite este tipo de estructura fiscal.

Eventualmente, si no le tienes miedo al idioma alemán o si al menos hablas lo suficientemente bien inglés, mudarte a Austria puede ser una interesante alternativa (tienes muchas más opciones para el traslado de residencia en nuestra recientemente publicada enciclopedia del emigrante).

Sea cual sea tu caso, Librestado estará encantado de ayudarte a tomar la decisión adecuada a través de una consulta o, en caso de que ya tengas claro que quieres residir en Austria, a crear la estructura fiscal de sociedades chipriotas que te permitirán vivir libre de impuestos personales. Simplemente escríbenos si tienes interés en ello.

¿​Te adentras en la madriguera ​o sigues en el sistema? ​

​Descubre lo que necesitas para ​vivir como quieres, no es tan difícil como te quieren hacer creer.

chevron-down